Molestos con el Nava

Manuel Espadas
-
La peña La Batalla anima al Alarcos en el partido de la primera vuelta contra el Nava. - Foto: Pablo Lorente

El Vestas Alarcos y su peña lamentan que el club segoviano haya puesto un precio elevado a las entradas

Este sábado se disputa en el nuevo pabellón de Nava de la Asunción el partido más destacado de la jornada 24 en la División de Honor Plata Masculina. El conjunto segoviano, líder destacado con cinco puntos de ventaja, recibe al segundo, un Vestas BMAlarcos que aspira al subcampeonato liguero para poder así ser anfitrión de la fase de ascenso a la Liga Asobal. Una cita señalada en el calendario del equipo manchego y de su afición, al tratarse también de uno de los desplazamientos más cercanos e interesantes de la temporada. Sin embargo, es más que probable que el número de seguidores ciudadrealeños en el recinto navero sea muy reducido, principalmente por el precio ‘prohibitivo’ que el club local ha fijado a las entradas:15 euros. 
Y es que el BMNava ha declarado este encuentro ‘Día del Club’, por lo que sus socios deberán pagar en taquilla 5 euros, por 15 el resto de público; casi el doble de lo que cuesta una entrada general para ver al Vestas Alarcos en el Quijote Arena (8 euros) cualquier partido de la temporada.
Desde el club manchego no se esconde el malestar con esta decisión, al tiempo que se sienten halagados por el hecho de que el BMNava haya elegido la visita del Alarcos para activar esta ‘jornada económica’, y no por ejemplo la visita del Zamora del pasado sábado, pese a tratarse de un encuentro de rivalidad regional y ante un exconjunto de Asobal. «Parece que no quieren que vayan nuestros aficionados», afirmaba ayer a este periódico un miembro del club.
En este sentido también se expresaba Pedro Lizcano, presidente de la peña La Batalla, que daba por casi descartado un desplazamiento organizado a Nava de la Asunción. Además de este elevado precio de 15 euros, este colectivo también recuerda el trato del que fue objeto por parte de la directiva segoviana en el partido jugado allí la pasada temporada, en el que les prohibieron utilizar algunos de sus megáfonos y altavoces.