Un respiro antes de la gran final

Manuel Espadas
-
Juanmi Fernández (izquierda) bromea con el técnico del BM Pozuelo, Eusebio Angulo. - Foto: Rueda Villaverde

BM Bolaños y Soliss Pozuelo, de descanso este fin de semana, se jugarán la segunda plaza en el derbi provincial del sábado 6 de abril


La competición en la División de Honor Plata Femenina se toma un respiro este fin de semana coincidiendo con la actividad de la selección absoluta en el Torneo Internacional de España. Unos días de descanso que servirán para que BM Bolaños y Soliss Pozuelo preparen a conciencia lo que se que será la gran final para hacerse con la segunda plaza del Grupo D y, así, el derecho a disputar la fase de ascenso a División de Honor.
Las cuentas son muy claras. A dos jornadas del final liguero, berenguelas y ‘espartanas’ están empatadas a 37 puntos, los mismos que el líder, el Salud Tenerife, aunque éste con dos partidos menos disputados que recuperará precisamente esta semana (al cierre de esta edición estaba jugando con el Base Villaverde y el sábado lo hará contra el Leganés). Sin el BMBolaños no falla en Málaga (domingo 31) y el BM Pozuelo gana en casa al Fuengirola (sábado 30), los dos se verán las caras empatados a puntos en el pabellón Macarena Aguilar el sábado 6 de abril a las 19 horas (horario unificado) en la última jornada, con ese gran premio en juego de la posibilidad de jugar la fase de ascenso a la máxima categoría del balonmano femenino español. Los dos representantes regionales en esta división se jugarán a una moneda al aire quién se queda con el subcampeonato, con la ligera ventaja de las locales puesto que el empate les beneficiaría por ‘gol-averaje’ particular tras la victoria conseguida en Pozuelo en la primera vuelta (17-24), siempre y cuando los dos ganen -o pierdan los dos- en la penúltima jornada.
Aunque no se fían de sus próximos rivales, ambos entrenadores ya están pensando en lo que será «una gran fiesta» para el deporte provincial y el balonmano femenino regional, algo en lo que coinciden tanto Juanmi Fernández como Eusebio Angulo. El técnico bolañego cree  que «vamos a llegar tal como estamos al último partido. Y aún si no llegáramos empatados, nos jugaremos la segunda plaza si o sí», mientras que Angulo es más cauto: «Ahora sólo pensamos en ganar a Fuengirola para poder seguir soñando».