La sequía y la mosca mermarán en un 50% la cosecha de olivar

Ana Pobes
-

Desde Asaja no se atreven a asegurar aún que la campaña de aceituna esté hundida o perdida pero sí que «va a ser notoriamente inferior» en relación a la de 2018-19.

La sequía y la mosca mermarán en un 50% la cosecha de olivar - Foto: Rueda Villaverde

«Apenas hay aceituna y la que queda cada vez va a menos». Es el sentir de los olivareros de la provincia, quienes con preocupación miran el estado de sus explotaciones, donde escasea este producto. No llueve, y eso junto con la aparición de la mosca, los episodios de olas de calor y las tormentas de granizo que se han registrado en los últimos días, sobre todo en el Campo de Montiel, una de las principales zonas oleícolas de la provincia, lleva a prever una campaña con un 50 por ciento menos de producción.
A falta de algo más de un mes para que comience de forma oficial la cosecha del olivo, los pronósticos no son nada halagüeños. Las condiciones meteorológicas marcarán el resultado de este campaña, que se iniciará a mediados de octubre con la recolección de las variedades más tempranas como la aberquina. «Venimos de una sequía muy grande y ha habido muchas tormentas que han mermado bastante la cosecha, por lo que será más corta incluso que como se creía en las estimaciones iniciales», comenta Arturo Serrano, secretario general técnico de Asaja de Castilla-La Mancha. La cosecha, recuerda, se cifró el año pasado a nivel regional en torno a las 186.000 hectáreas, en la de 2019-2020 se rondará las 70.000, lo que supone una reducción de más de un 50 por ciento.
Una merma «importante» no solo en la región sino también en la provincia, donde en zonas como Bolaños, Montes Norte, Campo de Calatrava y La Mancha se estima que la producción sea en torno un 50 por ciento menos que en la pasada temporada, «donde se registró el año récord histórico», recuerda el secretario general técnico de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores Castilla-La Mancha, quien señala que la producción de este año « en relación a una campaña media se situará por debajo del 30 por ciento». Y todo, debido principalmente a la falta de precipitaciones en los últimos meses, por lo que el sector confía que lo que queda de cosecha se pueda salvar. Por ello, no es de extrañar que los agricultores esperen con anhelo las esperadas lluvias, pues de hacer acto de presencia «podría aumentar en un diez por ciento los kilos de aceituna, que cogería más peso.  No me atrevo a decir que la cosecha esté perdida ni hundida pero sí que va a ser notoriamente inferior», argumenta Serrano.  
La sequía y la mosca mermarán en un 50% la cosecha de olivarLa sequía y la mosca mermarán en un 50% la cosecha de olivar - Foto: Rueda VillaverdeLos precios en el aceite es otra de las preocupaciones del sector. Y es que, a pesar de que se estima una producción inferior a otras campañas «no repuntan». En este sentido, Asaja «exige que se controlen los precios en origen, pues entendemos que el precio del aceite de oliva virgen podría estar en los tres euros y se encuentra en los 2,45», argumenta al tiempo que señala que «no hay motivos para que el aceite no suba».

   
La mosca. A la sequía y a las últimas tormentas de granizo se suma la aparición de la mosca, cuya población ha aumentado «ligeramente» en todas las provincias. Así, en  Ciudad Real, y según los datos aportados por el departamento de avisos fitosanitarios de El Chaparrillo, la media provincial de capturas de adultos por mosquero y día es de 1,61 en la última semana, presentando un máximo de picada viable del 6% en la Estación de Control (EC) situada en la finca la Entresierra, en el término de Ciudad Real, seguida de la EC de Villarrubia de los Ojos (paraje Mil Olivos) con un 4%. En el resto de Estaciones de Control «se continúan registrando porcentajes bajos de picada», según explican las mismas fuentes, quienes señalan además que por primera vez se ha superado el umbral para tratamiento en parcheo o aéreo de bandas en las Estaciones de Control de la Entresierra, Fernán Caballero, Cózar, Villarrubia de los Ojos y Malagón (paraje Los Quintanares).
En este sentido, el secretario general técnico de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores Castilla-La Mancha, Arturo Serrano, señala que se trata de una incidencia «normal» y recuerda que la mosca «es una plaga que sobre todo hace incidencia en aquellos árboles que no tienen un seguimiento en cuanto a cuidados más estables, pues aquellos agricultores que hacen las cosas bien tienen una afección de mosca inferior». La mosca hizo acto de presencia a finales de agosto y en las últimas semanas su aparición «está ya haciendo mucho daño como es, por ejemplo, en algunas zonas de Toledo». «Este año hay poca aceituna y han sido muchos los agricultores que no han querido aumentar los costes de producción, por lo que desde Asaja aconsejamos llevar a cabo los correspondientes tratamientos para evitar su aparición, pues la mosca nos hace bajar unos puntos en la calidad de nuestros aceites», explica. 
La sequía y la mosca mermarán en un 50% la cosecha de olivarLa sequía y la mosca mermarán en un 50% la cosecha de olivar - Foto: Rueda Villaverde 


La sequía y la mosca mermarán en un 50% la cosecha de olivar
La sequía y la mosca mermarán en un 50% la cosecha de olivar - Foto: Rueda Villaverde

Las más vistas

Provincia

Una fuga de gas deja dos intoxicados en Picón

Los afectados son un varón de 75 años de edad, que se encuentra en estado estable en la UCI del Hospital General de Ciudad Real, y una mujer sin identificar que fue atendida en 'in situ' y de la que se desconoce su estado