scorecardresearch

Valverde: "La gente ya no se fía del PSOE"

Pilar Muñoz
-

El presidente provincial del PP en Ciudad Real afirma que el Partido Popular está "preparado para gobernar" con un modelo diferente, de crecimiento que aproveche las auténticas oportunidades y potencialidades de nuestra tierra con menos impuestos

Valverde: "La gente ya no se fía del PSOE"

El Partido Popular está preparado para gobenar en Castilla-La Mancha y en España, ha asegurado el presidente provincial de los 'populares' en Ciudad Real, Miguel Ángel Valverde, quien ha añadido que enfrente se encuentran Emiliano García-Page y un Partido Socialista agotado, sobre todo, en su crédito. "La gente ya no se fía de ellos". Por ello, ha remarcado que es necesario un cambio y en 2023 hay una oportunidad de conseguir un nuevo impulso, una nueva etapa con un nuevo modelo que apueste realmente por los ciudadanos. 

Valverde ha recalcado que «si el Partido Popular llega al Gobierno de Castilla-La Mancha, y estamos camino de ello, va a ser para proponer un modelo diferente y de crecimiento que aproveche las auténticas oportunidades y potencialidades de nuestra tierra, apostando realmente por los ciudadanos, por los emprendedores y por generar actividad económica, empleo y mucha más recaudación para poder financiar todos los servicios públicos».

En este contexto, ha destacado la constante reivindicación de Paco Núñez para conseguir que los castellano-manchegos paguen menos impuestos y para que Castilla-La Mancha se parezca más a Madrid, esto es, seguir su modelo de política fiscal de rebajar impuestos. 

"Este  modelo es posible porque lo estamos viendo en Madrid y también en Andalucía con gobiernos del Partido Popular; estamos viendo como con una política de impuestos más bajos se estimula, promociona e impulsa la actividad económica, la generación de empleo y, por tanto, de riqueza, para finalmente registrarse un incremento de la recaudación que permite mantener mucho mejor los servicios sociales y públicos".

Para Valverde, en el lado opuesto a todo ello están las políticas de los socialistas y no puede más que criticar que en el Pleno de las Cortes regionales celebrado ayer Page renunciara y rechazara de nuevo que los habitantes de Castilla-La Mancha "paguemos menos impuestos". 

La propuesta del Partido Popular presentada por Paco Núñez ha caído en saco roto. "Ha sido rechazada por el gobierno socialista, por su presidente Emiliano García-Page. Paco Núñez viene reivindicando que los castellano-manchegos deben pagar menos impuestos y que nuestra comunidad se parezca más a Madrid o a Andalucía que a otras autonomías que no pueden tapar su mala gestión y no pueden impedir que la situación económica vaya cada vez peor. Pero, sin embargo, son a las que quiere que nos parezcamos el presidente de la región».

Llegado a este punto, el líder de los 'populares' en Ciudad Real ha aseverado que Page y PSOE "se niegan sistematicamente" a que los habitantes de Castilla-La Mancha paguen menos impuestos y siguen manteniendo la política de recaudación, de presión fiscal, incluso en la "dificilísima situación económica en la que todos estamos, agravada  por los elevadísimos precios de la luz y combustibles". 

Dentro de las propuestas que el Partido Popular presentó ayer en las Cortes de Castilla-La Mancha destacan las de «incrementar el mínimo personal y familiar hasta en un 10%; reducir los tramos de IRPF autonómicos; apostar por medidas de apoyo a los emprendedores, a las pymes y a los autónomos, con bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social y a las inversiones en vivienda habitual cuando se invierta en los cascos históricos; con políticas de apuesta a la natalidad, aumentando las deducciones por el nacimiento de un hijo, o aumentando las bonificaciones o deducciones para los gastos de la crianza de un hijo; favorecer la fiscalidad de las familias numerosas; y, con la práctica eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones, que entendemos injusto», ha subrayado el presidente provincial del PP tras remarcar que se trata del paquete de ayudas “más ambicioso” de cuantos “se han presentado nunca en las Cortes regionales”. Unas propuestas que obedecen a la "planificación estratégica derivada del estudio que entendemos que es positivo para Castilla-La Mancha y sus habitantes”.

Valverde cree que «ahora es el momento del cambio. Es el momento que marcan las tendencias y las encuestas, las cuales indican que la ciudadanía empieza a cansarse de un modelo socialista agotado y que no apuesta por los ciudadanos de Castilla-La Mancha».