El cambio climático empieza ya a deshacer los glaciares

J. V. (SPC)
-

Las heladas montañas del Himalaya encaran su final por culpa del calentamiento de la tierra, mientras el Polo Norte y el Polo Sur se derriten por el continuo desprendimiento de icebergs

El cambio climático empieza ya a deshacer los glaciares

Si el calentamiento global no se detiene, la mayoría de los glaciares del mundo se derretirán completamente, algo que ya les está sucediendo parcialmente. Así de simple, pero así de duro. Un ejemplo de ello es uno de los grandes sistemas montañosos del planeta, la cordillera del Himalaya, cuyos picos helados perpetuos podrían reducirse a la mitad si la temperatura media sube dos grados respecto a la época preindustrial, y todo apunta a que en el plazo de un siglo la mitad de estas masas congeladas de la emblemática región de Hindu Kush, en pleno techo del mundo, se derretirán, según advierte un informe sin precedentes elaborado por 210 expertos mundiales durante más de cinco años.
Pero no solo los glaciares del Himalaya se están derritiendo lenta pero inexorablemente, sino que tanto el hielo de la Antártida como del Ártico se encuentran igualmente heridos de muerte y parte de su masa helada se deshace a causa de los desprendimientos de icebergs.
El mismo problema lo sufren el resto de glaciares que se extienden por el mundo, desde Europa hasta Rusia y desde las montañas de EEUU y Canadá hasta los macizos de Chile.
Sin embargo, el estudio pone el foco en el conocido como Tercer polo, es decir un basto territorio de 4,2 millones de kilómetros cuadrados que abarca ocho países -Afganistán, Bangladesh, Bután, China, India, Myanmar, Nepal y Pakistán- y donde se ubican algunos de los picos más altos del planeta, como son el Monte Everest y el K2.
Así, el informe avisa que incluso con la mayor ambición prevista en el Acuerdo del Clima de París de 2016, que aspira a detener el calentamiento de la temperatura global en 1,5 grados centígrados a final de siglo, llevaría a la región de los glaciares asiáticos a alcanzar un pico de temperatura de 2,1 ºC más y esto conllevaría el derretimiento de un tercio de los grandes neveros existentes en esas montañas.