La nueva comisaría mejorará la seguridad y la logística

D. R.
-

La ubicación elegida cerca del Hospital es fruto de una elección «muy meditada» y se espera que el edificio pueda ver la luz en un plazo aproximado de «dos años».

Fachada de la Comisaría local del Cuerpo Nacional de Policía en Puertollano. - Foto: LT

La plantilla del Cuerpo Nacional de Policía en Puertollano ha acogido con agrado el anuncio de la construcción de una nueva comisaría que sustituya a la actual de la calle Cruces, cuyo edificio presenta serias deficiencias, sobre todo en materia de seguridad, que desde hace años vienen denunciando los principales sindicatos policiales, entre ellos el Sindicato Unificado de Policía (SUP), que ha llegado a calificar de «lamentable» el estado que presenta este edificio. De hecho, confían en que en la nueva comisaría se pueda prestar un mejor servicio al ciudadano y poder desarrollar el trabajo policial en unas mejores condiciones.
En este sentido, el lugar elegido para la construcción de la nueva comisaría no ha sido fortuito sino fruto de un intenso trabajo previo. En declaraciones a este diario, el inspector jefe de la Policía Nacional en Puertollano, Juan Manuel Collado, puso de manifiesto que se optó por la parcela situada en las inmediaciones del Hospital Santa Bárbara tras analizar con personal policial, arquitectos y el propio Ayuntamiento la ubicación y descartar otros lugares.
«Era la parcela más adecuada y la elección ha sido muy meditada, sobre todo pensando en la seguridad y en llegar rápido a los servicios», en palabras de Collado, que hace hincapié en que a pesar de no encontrarse en el centro «su ubicación estratégica nos permite llegar a prácticamente cualquier parte de la ciudad con mucha inmediatez». En base a ello, reseñó que las nuevas comisarías tienden a situarse alejadas del centro de las ciudades para así prestar un mejor servicio al ciudadano y ofrecer una mejor seguridad a los policías.
No en vano, la comisaría actual no reúne los requisitos de seguridad y logística que requieren sus funcionarios y ni siquiera cuenta con la superficie necesaria para estacionar sus vehículos, teniendo que dejarlos en ocasiones sobre la acera, además de haber sufrido goteras y otros desperfectos en más de una ocasión.
De forma similar se muestra el delegado de Participación Ciudadana de la Policía Nacional en Puertollano, Javier Rodríguez, que indica que «una nueva comisaría es muy necesaria, sobre todo por logística y seguridad», haciendo referencia a las «dificultades» que entrañan los accesos al edificio de la calle Cruces, y añade que «cuanto más alejados del núcleo poblacional estemos, mejor para nuestra operatividad».
Así las cosas y habida cuenta de que los trámites administrativos están bastante avanzados y que hay dotación presupuestaria (unos 3 millones de euros), desde la Policía se espera que la nueva comisaría pueda ver la luz «en dos años».

 

Policía Nacional y Local patrullan juntas en el Ferial. Policía Nacional y Local realizarán patrullas conjuntas por el Recinto Ferial y compartirán ubicación durante las Fiestas Patronales, sobre todo por las noches, con seis policías locales y cuatro nacionales uniformados en el ferial, principalmente en la zona de casetas, además de agentes de paisano. También habrá efectivos policiales durante actos multitudinarios como la ofrenda floral del sábado y la procesión del domingo. Asimismo, la Policía aconseja no responder a provocaciones y llevar el teléfono y la cartera en el bolsillo delantero para evitar robos.