Limpieza intensifica su labor con 13.000 jornadas de trabajo

M.Lillo
-
Limpieza intensifica su labor con 13.000 jornadas de trabajo - Foto: Rueda Villaverde

La concejala del área apunta al incremento de tareas por el impulso a la contratación de personal y la adquisición de nueva maquinaria para el servicio

La limpieza de la ciudad, o su falta, ha sido uno de los caballos de batalla que se han llevado a la arena política a lo largo de toda la legislatura, en la que los grupos políticos han puesto el foco en el estado de las calles. Ahora, el área de Sostenibilidad hace recuento de las actuaciones y asegura que ha habido un incremento de las tareas de limpieza, con casi 13.000 jornadas de trabajo desarrolladas a lo largo del pasado año 2018, según las cifras de la Memoria de Sostenibilidad y que refleja este nuevo parámetro para medir el trabajo desarrollado en la capital.
El grueso principal de las jornadas de trabajo ha estado centrada en las tareas de barrido, con hasta 11.138 jornadas, a las que se suman otras 453 jornadas (3.400 horas) dedicadas al baldeo y retirada de pintadas: otras 325 para limpiezas de choque y desbroce, 690 para mantenimiento de equipos y 263 jornadas más correspondientes a personas que han desarrollado trabajos en beneficio de la comunidad.
La concejala de Limpieza, Manuela Nieto, afirma que el incremento de las tareas ha venido motivado por el aumento de las contrataciones en 2018, con 20 contrataciones durante seis meses que se suman a los operarios incorporados al servicio a través de los planes de empleo. También apuntó a que se han cubierto las bajas en el servicio en la primera semana de vacante y no al mes como se venía haciendo antes.
La adquisición de nueva maquinaria ha sido el otro gran eje sobre el que ha girado la actuación municipal. En este sentido, Nieto afirmó que se han realizado las «inversiones necesarias» para renovar una maquinaria que estaba obsoleta y que en algunos casos se remonta a los años en los que el ahora concejal de Hacienda, Nicolás Clavero, era alcalde, entre los años 1993 y 1995, de manera que en 2018 se incorporó al servicio una nueva barredora de aspiración que se suma a la maquinaria adquirida en ejercicios anteriores, con el primer vehículo eléctrico incorporado al servicio, que ha pasado de «estar en el olvido a ser puntera en maquinaria».
En cuanto al personal, recordó que el objetivo era paliar la carencia que existía en la plantilla al mismo tiempo que se ha llevado a cabo un proceso de reorganización interno y que se sacarán nuevas plazas de operarios en la oferta pública de empleo de 2018, que debe materializarse y que podría dar lugar a la contratación de 13 personas para la sección de limpieza. «Indudablemente, quedan cosas por hacer», reconoció Nieto en referencia a la necesidad de incrementar el número de recursos humanos y futuras inversiones, si bien aseguró que el servicio «no tiene nada que ver» con el que había hace cuatro años.
El presupuesto para Limpieza pasó de los 6.193.683 euros de 2017 a los 6.570.000 euros de 2018, un 10% más, mientras que en el área de Parques y Jardines la edil habló de una «gran inversión» en 2016. Por lo que respecta al pasado ejercicio, el presupuesto ha descendido al pasar de 4.616.632 a 4.419.357, lo que atribuyó al descenso del canon con la adjudicación del nuevo contrato, ya que mientras el presupuesto de la sección municipal ha aumentado, el de la contrata descendió.