El Consistorio ayuda a Cruz Roja, Cáritas y Afadis

LT
-
El Consistorio ayuda a Cruz Roja, Cáritas y Afadis

La ayuda de más de 200.000 euros servirá, entre otras cosas, para la atención de las personas sin hogar, en situación de soledad o la inclusión social de menores

El Ayuntamiento de Alcázar de San Juan ha renovado los convenios con Cáritas, Cruz Roja y Afadis para la atención de las personas más desfavorecidas o vulnerables de la localidad. Más de 200.000 euros que servirán, entre otras cosas, para la atención de las personas sin hogar, el transporte en vehículo adaptado de los usuarios del Frida Kahlo y de los mayores dependientes, la inclusión social de menores o la atención a las personas en situación de soledad.
Así, Cruz Roja percibirá la cantidad de 133.427,64 euros para el desarrollo de siete programas que atienden a diferentes grupos de población. Programas como el transporte en vehículo adaptado de personas discapacitadas y mayores dependientes, ludoteca infantil, atención social básica a los temporeros de la Eatim de Cinco Casas, baño adaptado en silla anfibia, centro abierto para la inclusión social de menores en riesgo de exclusión social, talleres pre-laborales para jóvenes o la prevención y atención de situaciones de soledad en personas mayores, uno de los nuevos programas que la Asamblea Local de Cruz Roja en Alcázar ha comenzado a desarrollar.
En cuanto a Cáritas, que se encarga de la atención a personas sin hogar a través de su centro Samaría, además de la atención a familias en grave riesgo de exclusión social y acciones de sensibilización social; en 2019 percibirá una ayuda municipal de 30.000 euros. Por último, Afadis, que ofrece un servicio de transporte adaptado y acompañamiento a las personas discapacitadas usuarias del centro Frida Kahlo y a los mayores dependientes del servicio Sepap Mejora-T durante 60 horas mensuales, renueva convenio con una dotación económica de 41.000 euros, según informó el Ayuntamiento en una nota. Y es  que, «nuestro modo de gobernar no es otro que ejerciendo la corresponsabilidad con los vecinos. Colaborando con ellos, escuchándolos y haciéndoles partícipes de las decisiones, porque no se trata de participar sólo en las urnas una vez cada cuatro años», aseguró Melchor.