Nicolás califica los 'viernes sociales' como «de dolores»

J.A.J
-

El presidente de Cecam lamenta que las medidas de Sánchez no tengan soporte presupuestario en unas declaraciones tras reunirse con su homólogo de CEOE, Antonio Garamendi. Este avisa que la deuda española llega al 97,5% del PIB, lo que es un riesgo.

Nicolás califica los ‘viernes sociales’ como «de dolores» - Foto: Yolanda Redondo

El presidente de Cecam, Ángel Nicolás, ha aprovechado la visita a la sede de la organización de su homólogo de CEOE, Antonio Garamendi, para atacar las medidas sociales del Gobierno central del socialista Pedro Sánchez al carecer de «arrope presupuestario». Así, no dudó en rebautizar los llamados ‘viernes sociales’, las jornadas en las que el Consejo de Ministros aprueba decretos con estas medidas, como «viernes de Dolores» al situar a los empresarios como ‘víctimas’ previsibles del aumento de gasto público que pueden acarrear.
Nicolás y otros dirigentes del empresariado castellano-manchego recibieron de manera efusiva a Garamendi. El responsable máximo de Cecam destacó que era la primera vez desde los tiempos de José María Cuevas (fallecido en 2008) en que recibían a un presidente de la CEOE para mantener una jornada de trabajo. Aunque el propio Garamendi se encargó de recordar su accesibilidad hacia Cecam, señalando sus numerosas estancias en provincias de la región en su anterior cargo como presidente de Cepyme (patronal española de la pequeña y mediana empresa).
En declaraciones a la prensa tras su reunión con Garamendi, Nicolás reiteró que «estamos preocupados en Cecam con los ‘viernes sociales’», ya que los gastos que se originan pueden suponer que «a los empresarios se les hace un roto». Afirmó que «no se puede gobernar así», y aunque no desechó  que se den avances de bienestar basados en «el diálogo social», sí pidió que al plantearlos se consulte a los empresarios como debe hacerse con los sindicatos y cualquier agente social.  Así, al menos el empresariado podrá señalar los problemas que puedan derivarse de este tipo de medidas. Avisó que el  resultado de una implantación precipitada de estas medidas puede ser la pérdida de competitividad de la economía española, con la consiguiente destrucción de empleo.

 

Garamendi: «no hacemos política».

Por su parte, Garamendi  se expresó sobre la situación económica con más moderación en las formas. Así, manifestó que las empresas españolas están «más preparadas» ahora que al inicio de la última crisis a la hora de afrontar la desaceleración económica internacional provocada por cuestiones como el Brexit o la guerra comercial entre Estados Unidos y China.
Aún así, al hilo de lo afirmado por Nicolás, el presidente de la CEOE subrayó que los empresarios apuestan por el equilibrio presupuestario, y añadió que les preocupa la deuda pública española, que ya alcanza el 97,5 por ciento del PIB. Por ello, reclamó el cumplimiento de los objetivos de déficit, ya que una deuda pública abultada es un riesgo sobre todo si suben los tipos de interés del dinero. Sin embargo, expresó sus respetos al debate entre partidos por las próximas elecciones, y aseguró que los empresarios «no hacemos política».

 

Visitan la Colección Polo para reconocer la importancia económica de la cultura.

Los presidentes de CEOE y Cecam anunciaron que tenían previsto, tras su encuentro, visitar la Colección Roberto Polo, instalada recientemente en el antiguo convento de Santa Fe de la capital regional.  
Nicolás explicó que con este gesto querían contribuir a la divulgación de este nuevo recurso cultural de la región y reconocer la importancia de la cultura para la dinamización económica. Garamendi abundó en esto, ya que la Comisión de Turismo de la CEOE ha añadido a su denominación Cultura y Deportes para resaltar la importancia de estos factores en el desarrollo. «A través de la cultura, muchas ciudades del interior tendrán capacidad de crecimiento», auguró.



Las más vistas