RSU proyecta una tercera celda en el vertedero de Almagro

A. Criado
-
RSU proyecta una tercera celda en el vertedero de Almagro - Foto: La Tribuna

RSU ha dado luz verde al inicio de los trámites para construir un tercer vaso en el vertedero controlado de residuos de Almagro, con el objetivo de dar respuesta en unos años a la colmatación de los que están en activo

RSU ha dado luz verde al inicio de los trámites para construir un tercer vaso en el vertedero controlado de residuos urbanos de Almagro, con el objetivo de dar respuesta en unos años a la colmatación de los que actualmente están en activo. Un proyecto que también contempla el sellado y desgasificación parcial de las celdas I y II y el diseño de cómo quedaría el sellado definitivo después del llenado completo de todos los vasos (celdas I, II y III). Permitirá al Consorcio, una vez ejecutado, cumplir con las directivas europeas, cuyo objetivo es la práctica desaparición de los rellenos sanitarios a partir de 2035. Además, con esta obra, cuya dirección y redacción ha salido a licitación por más de 90.000 euros (impuestos incluidos), RSU tratará de «devolver la morfología original que había en la zona, mejorando la calidad del servicio que viene prestando a sus ayuntamientos y clientes e incrementando las mejoras medioambientales, la seguridad, fiabilidad y prestaciones del Consorcio». El nuevo vaso del relleno sanitario se ubicará encima de las dos celdas que se encuentran actualmente en explotación y desgasificación. Para su construcción se debe tener en cuenta, entre otros extremos, los estudios geotécnicos, hidrogeológicos y topográficos del vertedero, así como su autorización ambiental integrada de funcionamiento. La entrada de residuos en el vertedero se estima en un máximo de 100.000 toneladas al año procedentes de los diferentes rechazos de las plantas de tratamiento de residuos, por lo que la nueva celda tendrá una capacidad aproximada de dos millones de metros cúbicos. La construcción de la nueva celda lleva aparejada un movimiento de tierras que incluye la ejecución de un dique de contención para el vaso de vertido que asegure la estabilidad de todo el conjunto; su impermeabilización, teniendo en cuenta los estudios hidrogeológicos existentes; y un sistema de drenaje freático, de pluviales y lixiviados. Para asegurar la estabilidad del vertedero se ejecutará un dique de cierre del vaso impermeabilizado y también se contempla habilitar un camino de acceso para camiones, otro camino perimetral para facilitar el mantenimiento de las zonas de vertido y una plataforma que sirva para que los camiones realicen maniobras. Respecto al sellado de las celdas actualmente en explotación, cabe destacar que los residuos almacenados en las mismas cuando se vayan a desgasificar se estiman en 1,5 millones de toneladas procedentes de la fracción orgánica y resto de los residuos urbanos sin tratamiento y de los rechazos de éstos. La desgasificación, como ya ocurrió en Valdepeñas, Almodóvar del Campo y el antiguo vertedero de Almagro, se lleva a cabo a través de pozos de captación de biogás y su posterior quemado en antorcha, tal y como marca la legislación vigente. El Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos de Ciudad Real comenzó el vertido en el nuevo vertedero del Centro de Tratamiento de Residuos, ubicado en el término de Almagro, el 17 de febrero de 2009, hace ahora poco más de dos años. Una nueva infraestructura diseñada para permitir un sistema más ecológico de sellado con tierra a diario, evitando voladuras de plásticos, incendios, presencia de aves y olores y que permite efectuar el tratamiento de lixiviados. Incluye, además, un control de acceso muy novedoso con foto y vídeo de matrícula y carga antes de entrar. Una inauguración que se llevó a cabo siendo presidente del Consorcio Manuel Martínez, actual vicepresidente de la Diputación, y gerente Francisco Espinosa. La inversión total de este proyecto, que incluyó una planta de tratamiento de lixiviados por evaporación mecanizada y control de admisión de residuos y la ampliación de la capacidad de tratamiento de la planta de compostaje, ascendió a 6,74 millones de euros. El anterior vertedero de Almagro, sellado por la Junta de Comunidades, tuvo una vida útil de 19 años.