Impulsan un sistema para pequeños agricultores

D. Rodríguez
-
Impulsan un sistema para pequeños agricultores

Jesús Peña es uno de los integrantes del proyecto 'Ibisa' para ayudar a trabajadores del campo de países en vías de desarrollo a los que no llegan las aseguradoras

Los agricultores de países del tercer mundo y en desarrollo, se sienten desprotegidos al ver que el clima extremo afecta a su fuente de ingresos, mientras que en muchos casos se les culpa de una supuesta mala gestión de los recursos. Proteger a estos trabajadores va en beneficio de todos, ya que la interrupción de las fuentes de alimentos a gran escala es una amenaza para todo el mundo. Así, mientras que las explotaciones agrícolas de las naciones industrializadas están protegidas en gran medida por los seguros, los pequeños agricultores de economías emergentes no lo están y siguen siendo muy vulnerables a los daños a los cultivos. Bajo esta premisa surge el proyecto ‘Ibisa’, que desarrolla la empresa Bitvalley Luxembourg, con el objetivo de proteger a estos agricultores de manera significativa utilizando la tecnología blockchain e imágenes satelitales. Una iniciativa en la que juega un papel destacado el puertollanense Jesús Peña, director ejecutivo de la compañía y responsable de Redes y Seguridad de la misión ‘Ibisa’. En declaraciones a este diario, Peña explicó que ‘Ibisa’ viene a ser una especie de reparto de riesgo o risk-sharing, «una alternativa al microseguro dirigida a pequeños agricultores de todo el mundo». El proyecto se basa en la tecnología blockchain (estructura de datos en la que la información contenida se agrupa en conjuntos) y Earth Observation (observación de La Tierra) para reducir los costes en los que incurren las aseguradoras y así poder ofrecer compensaciones más atractiva para los agricultores y ganadores que participan a través de micropagos regulares. Para ello, su compañía ha desarrollado una nueva generación de «seguros inclusivos» pensados para garantizar la protección de los cultivos de pequeños agricultores que no pueden acceder a la contratación de microseguros agrícolas. ‘Ibisa’ gestiona, con el apoyo de NWC10Lab, una plataforma que funciona como una mutualidad desde la cual los agricultores pueden compartir riesgos sin intermediarios. Para ello juega un papel muy destacado la observación por satélite, para lo cual se fotografían los campos para realizar evaluaciones sobre el daño de los cultivos, «evitando así que las aseguradoras tengan que enviar a sus peritos». Gracias a este proyecto, se pueden reducir «drásticamente» los costes e incrementar la eficiencia en la gestión. Además, se propicia el contacto de agricultor a agricultor, la automatización de todas las operaciones administrativas para evitar errores y la garantía de transparencia en la administración de los fondos económicos. Grosso modo, el funcionamiento de ‘Ibisa’ es el siguiente: representantes de Bitvalley en estos países entran en contacto con los agricultores y les explican cómo funciona el sistema, y una vez que el agricultor ha decidido la cobertura que desea tener o puede asumir, se le da de alta en la plataforma. A partir de ese momento, las gestiones se hacen a través de SMS. Los agricultores pagan una cuota anual para afiliarse no ligada a la estación. El grueso de las cuotas se destina a hacer frente a las indemnizaciones y una quinta parte sería la remuneración de la compañía y de los socios locales. Cada mes se hace una evaluación automática y cuando un grupo es seleccionado para recibir una indemnización, ésta se realiza rápidamente mediante un pago parcial o total a través de dinero móvil, sin tener que reclamar. Actualmente, Bitvalley está desplegando dos proyectos piloto a través de la misión ‘Ibisa’: uno en La India, con la aseguradora DHAN People Mutuals, y otro en Níger, con RBM. Además, se espera que para finales de este año, más de 2.600 agricultores se estarán beneficiando de este servicio. No en vano, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ya se ha interesado en esta iniciativa.