España pide dilatar el cupo de nuevo viñedo más allá de 2020

I. Ballestero
-

El Ejecutivo defenderá en Europa sobre la nueva PAC que las autorizaciones para ampliar la superficie de vid no cesen cuando acabe el régimen actual.

España pide dilatar el cupo de nuevo viñedo más allá de 2020

El Gobierno de España defenderá en la negociación de la nueva Política Agrícola Común (PAC) que las autorizaciones para la plantación de nuevo viñedo, que se fijan por el cupo comunitario entre el 0 y el 1 por ciento de la superficie existente de manera anual, no cesen en el horizonte de 2030, y se amplíe su continuidad en el marco de la Unión Europea. Así lo anunció hoy en Tomelloso el ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, durante su participación en la visita institucional previa a la celebración del Día del Viticultor, cuya 35 edición organizó Asaja coincidiendo con la Feria y fiestas de la localidad. Planas, que aseguró que esta postura se toma después de escuchar al sector del vino antes de posicionarse en Europa en medio de este debate, avanzó también que el Ejecutivo devolverá mediante un Decreto Ley a las denominaciones de origen la potestad de decidir si concurren o no a esa ampliación de viñedo dentro de sus demarcaciones, decisión que corresponde en la actualidad a las administraciones central y autonómica, en función del caso, y que recaerá de nuevo en los consejos reguladores.
«Calidad» fue la palabra más pronunciada en los discursos institucionales del Día del Viticultor celebrado en Tomelloso. Durante su intervención, el ministro de Agricultura en funciones reconoció que tiene sobre la mesa las propuestas de la Interprofesional del Vino de España para articular una nueva normativa dentro del sector «que están siendo sometidas a examen técnico», y que cuentan con algunos pilares importantes. Uno, la calidad. «Es un elemento fundamental en tres aspectos: el contenido alcohólico, el grado glucónico y el rendimiento por hectárea», cuestiones todas que contarán «con una posible normativa en un futuro inmediato».
Esa normativa debe ir destinada a evitar el camino de dientes de sierra por el que transita la comercialización del vino en función de los desajustes en la producción. «Es muy importante que articulemos un instrumento en base a la normativa europea que nos permita la retirada del mercado de las categorías inferiores (de vino) para dar valor al resto del conjunto», explicó Planas, que también abogó por una regulación «más precisa» en materia de subproductos y derivados, además de pedir al sector que se adhieran al contrato tipo publicado por el Ministerio en la compraventa de uva durante la campaña «para cumplir con la legislación, fijar el precio y contar con un plazo de pago de 30 días».
Tras ese recorrido por los deberes que el Ejecutivo en funciones tiene que acometer con el sector del vino, Planas apuntó a Europa, y habló de la negociación de la nueva PAC. Subrayó dos cuestiones importantes cuyo mantenimiento es, para el responsable de Agricultura, «una buena noticia». La primera, la continuidad de las ayudas directas, y la segunda los 210 millones de euros que se mantendrán para las líneas específicas de apoyo al sector del vino. En ese punto, Planas aprovechó su visita a Tomelloso y a la provincia de Ciudad Real, una de las mayores destinatarias de derechos de plantación de nueva vid de todo el país, para fijar la postura del Ejecutivo nacional en cuanto a la continuidad o no del cupo de autorizaciones para ampliar la superficie de viñedo más allá de 2030, cuando caduca el régimen actual. «Defenderemos extender más allá de 2030 estas autorizaciones», dijo Planas, a propósito de un tema «que crea polémica pero que es muy importante», a la vez que avanzó que un decreto del Gobierno devolverá a las DO la potestad para decidir si concurren a este régimen de autorizaciones para ampliar sus superficies. «Quienes mejor regulan el funcionamiento de las DO son sus consejos reguladores», aseguró Planas. Además, el ministro fijó la previsión inicial para la campaña que ahora empieza en torno a los 40 millones de hectolitros, por debajo de la media de las cinco últimas.


Día del Viticultor. Planas visitó, primero, la Cooperativa Virgen de las Viñas antes de participar en la entrega de premios del Día del Viticultor de Asaja, cuyos reconocimientos este año recayeron en el restaurante ‘La Encomienda’, de La Alameda, y en la Interprofesional del Vino de España. Julián Cantos Espinosa fue reconocido con la insignia de ‘Socio de Honor’ de Asaja Tomelloso y se entregaron también los galardones de los diferentes concursos y modalidades organizadas por la asociación agraria en  el ámbito regional.