Médicos de Atención Primaria defienden el papel del ecógrafo

M. Sierra
-
Médicos de Atención Primaria defienden el papel del ecógrafo - Foto: Pablo Lorente

El doctor Ingnacio Sánchez destacó que su uso puede «llegar a salvar vidas»

Alrededor de 300 profesionales de Atención Primaria, procedentes de toda España, participaron en las primeras jornadas de Ecografía Semfyc que arrancaban este viernes y se clausuraban en la mañana de ayer sábado con varias líneas de trabajo para el colectivo, como apuntó el presidente del Comité Organizador, el doctor Ignacio Sánchez.
La más importante de estas líneas, como explicó a La Tribuna al cierre de las jornadas Sánchez, la de reclamar que «todos los centros de salud cuenten con equipos de ecografía que nos permitan dar diagnósticos más exactos», lo que en su opinión «puede ayudar a salvar vidas».
La reclamación de estos facultativos responde a una realidad, que ellos «ven al 100 por 100 de la población», por lo que entienden, explicó Sánchez, que es clave dotar los centros con la tecnología adecuada como pueden ser los ecógrafos «ya que estos aumentan nuestra capacidad de diagnosticar, de manejar y resolver problemas desde el propio ámbito del centro de salud».
Para ellos la ecografía no es una prueba diagnóstica, sino «una fase más de la exploración», y desde esta perspectiva defendieron en Ciudad Real que contar con la equipación adecuada «nos puede ayudar a detectar problemas mucho antes de que den síntomas, lo que nos da un margen de actuación mayor». Asimismo, apuntó que el ecógrafo también se puede utilizar «en el despistaje de patologías graves». Y todo ello permitiría además, subrayó Sánchez, «hacer una derivación a los hospitales más real y sólo en aquellos casos que fuera necesario».
Con estas conclusiones sobre la mesa, Sánchez habló de la realidad de este país en el que «sólo dos comunidades cuentan hoy con el 100 por 100 de sus centros equipados: Baleares y Navarra». Un ranking también encabezado por comunidades como Galicia, Extremadura, Madrid o Andalucía, con un 80% de sus centros equipados, y en el que Castilla-La Mancha ocupa los lugares más bajos de la tabla con «apenas 20% de sus centros con ecógrafo», y eso, dijo, a pesar de que «se empezó con mucha fuerza hace 15 o 20 años, con grandes dotaciones a nivel sanitario que terminaron paralizándose». Una región, en la que de destacar alguna provincia sería Ciudad Real, «con una veintena de equipos», concluyó.