1 de cada 5 conductores no recupera su carné

I. Ballestero
-
1 de cada 5 conductores no recupera su carné - Foto: Jonatan Tajes

190 ciudadrealeños perdieron todos los puntos del permiso de conducir el año pasado y 38 de ellos dejaron pasar el plazo de vigencia sin realizar cursos o pruebas para obtenerlo

En el año en que más permisos de conducir tipo B se expidieron en la provincia desde hace siete ejercicios hubo conductores ciudadrealeños que no estuvieron interesados en mantener el suyo. Al menos, en recuperarlo después de haberlo perdido por las sanciones acumuladas en el sistema de puntos. Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) a los que ha tenido acceso este diario, en 2018 hubo 190 conductores de la provincia a los que, por la acumulación de sanciones, se les retiró el permiso de conducir al haber perdido todos los puntos, y hasta 38 dejaron pasar el plazo de fin de vigencia que articula la reglamentación para poder recuperarlo a través de un curso y del correspondiente examen. O lo que es lo mismo: uno de cada cinco ciudadrealeños que pierden el carné por puntos no acuden a los cursos para la recuperación del mismo. Además había 92 que estaban aún en plazo para recuperarlo en la primera parte de este año.
La jefa provincial de Tráfico, Raquel García Fabra, explica el sistema para recuperar el permiso de conducir una vez que las sanciones han agotado los puntos. «En aquellos casos en los que se pierde la vigencia del permiso de conducción por la pérdida del crédito de puntos, el titular no podrá obtener un nuevo permiso o una nueva licencia hasta transcurridos seis meses desde la notificación del acuerdo por el que se declaró la misma, serán tres en el caso de conductores profesionales», afirmó. Una vez transcurrido ese plazo, «previa realización y superación con aprovechamiento de un curso de sensibilización y reeducación vial, deberá superar la prueba que se determine en función de su perfil en la Jefatura Provincial».
Esa circunstancia coincidió, además, con el año en el que más carnés de conducir tipo B se expidieron en la provincia desde el ejercicio 2011, con cerca de 5.500 permisos autorizados por parte de la DGT. «Gran parte del esfuerzo se concentró en atender la demanda surgida tras el paro de los examinadores», reconoció la directora provincial.