Una feria para cada edad

H. L. M.
-

Los participantes en el vermú reconocen que prefieren la fiesta de día pero recuerdan que se trata de un gusto que se adquiere con la edad

Una feria para cada edad - Foto: Tomás Fernández de Moya

La Concejalía de Festejos se ha planteado como reto este año potenciar la feria de día a base de ‘mahouñaneos’ repartidos por la ciudad. Se trata de actividades que poco a poco, van cobrando fuerza en las fiestas, aunque los ciudadrealeños recuerdan que ir al vermú o iniciar la salida festiva por la mañana es más una cuestión de edad que de gustos. «La noche es para los jóvenes», apuntaba ayer una de las personas encuestadas por La Tribuna. Quienes ya han superado los 30 empiezan a saborear la ventaja de iniciar la fiesta temprana y acostarse cuando concluye el concierto en lugar de iniciarla de madrugada en el Quijote Arena y finalizarla entre churros al cierre de la caseta del recinto ferial y con el sol en el horizonte.

Con estos argumentos, en el vermú, con sus pasodobles, o en las calles del Rey Santo, Hernán Pérez del Pulgar y plaza de toros, que se sumó ayer, defienden la feria de día quienes llevan a sus espaldas muchas ferias de noche. Después, si quieren, tienen la oportunidad de continuar la fiesta con el postvermú, de cenar en la ciudad o en La Granja y hasta acudir con hijos o sobrinos a disfrutar de las atracciones. Mientras que para el resto, la feria en la que no se pasa calor y no se lleva sombrero, queda para quienes son todavía jóvenes.  Por este motivo, la feria de día gana en una encuesta en el vermú, por motivo generacional, aunque una encuesta entre los corros del botellón ganaría la necesidad de habilitar y fortalecer las fiestas en la que no hay pasodobles, para lograr una feria acorde a cada edad.