Hacienda plantea reducir el tipo de IBI al 0,82

Hilario L. Muñoz
-

PSOE y Cs incluyen en la primera modificación de ordenanzas

Hacienda plantea reducir el tipo de IBI al 0,82 y dejar casi - Foto: Tomás Fernández de Moya

El equipo de Gobierno municipal iniciará la próxima semana el debate de las ordenanzas fiscales para el año que viene al aprobar el proyecto en la Junta de Gobierno local del lunes. Se trata de un documento en el que se incluyen varios de los acuerdos pactados por PSOE y Cs de cara a la contribución y que incluye cuatro propuestas principalmente. En primer lugar hay una reducción del IBI, que sigue la tendencia marcada en los últimos dos años. Por otra parte, se modifican las bonificaciones tanto para las familias numerosas como para las nuevas propuestas de alquiler con precio fijado por ley como para la apertura de nuevos negocios. La aprobación en la próxima Junta de Gobierno implica que hay posibilidades de que el proyecto sea debatido en el Pleno del 26 de septiembre, aunque antes debe ser visto por otros órganos como el Consejo Social de Ciudad.
De este modo, de cara al Impuesto de Bienes Inmuebles existe una reducción del tipo impositivo que pasa del 0,84 al 0,82. Se trata de una rebaja del 2,4 por ciento en el tipo impositivo. En el año 2017 el gravamen se situaba en el 0,9. De cara a 2018 se decidió aprobar una doble reducción en 0,87 para ese año y del 0,84 para 2019, por el que se ha cobrado el impuesto.
Junto a esta reducción se bajan igualmente los tipos de gravamen diferenciados, una medida acordada en la anterior legislatura por PSOE y Ganemos y que afecta a un 10%, como máximo, de los bienes inmuebles del término municipal. Se trata de una propuesta que incluye que aquellos establecimientos con uso comercial de ocio y de hostelería y con un valor catastral superior a 700.000 euros tendrán un tipo del 0,8725, mientras que los de industrial, con valor de 700.000 euros, así como las oficinas, por 800.000, estacionamientos o almacén, con más de 550.000, y sanidad, con más de 1,5 millones, su IBI será del 0,9475. Mientras, los locales deportivos con un valor catastral de 1,5 millones de euros, tendrán un IBI del 0,8455. Por último, los edificios singulares pagarán un tipo del 1,027. En este caso la reducción en el tipo va del 2,9 por ciento al 16,8 por ciento, respecto a los valores que había el pasado año.
Estos dos acuerdos de reducción se encuentran dentro del pacto de gobierno firmado entre PSOE y Cs. En el mismo se indica: «Se rebajará el tipo impositivo del IBI al 0,78 en la legislatura de forma progresiva, eliminando los tipos diferenciados del mismo». Por lo tanto, la rebaja al 0,82 se queda a medio de camino y la mayor reducción del diferenciado puede ser un paso intermedio antes de su desaparición.
Bonificaciones. En cuanto a las bonificaciones, el mismo acuerdo entre ambas formaciones dicta cómo debe abordarse. «Se tendrá una especial atención a las familias numerosas y monoparentales», es una de las tres medidas en que se argumentan los cambios a la que se suma que «para promover la llegada de empresas, se bonificará el IBI para nuevas instalaciones de empresas tecnológicas y de investigación» y se bonificará «el IBI para viviendas en alquiler con renta limitada». Todos estos puntos se encuentran dentro del proyecto al que ha tenido acceso La Tribuna.
Así, en primer lugar, para las familias se incrementa un 5% más todas y cada una de las bonificaciones. De este modo, las que tenían un 40% de reducción en 2019, de cara al próximo año tendrán un 45% y quien tuviera un 20, contará con un 25%. Así se hará sucesivamente como los seis tipos de reducción que hay en el impuesto.
En segundo lugar se indica que «gozarán de una bonificación del 95% de la cuota íntegra los bienes inmuebles de uso residencial destinados a alquiler de vivienda con renta limitada por una norma jurídica». Se trata de una medida incluida en el decreto de Vivienda aprobado por el Gobierno de Pedro Sánchez, hace unos meses y que implica una reducción del IBI en VPO o viviendas de alquiler social que se encuentren rentadas a terceras personas.
Por último, se indica en el proyecto que «los bienes inmuebles en los que se instalen empresas de nueva creación, en los que se desarrollen actividades económicas que sean declaradas de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias de fomento de empleo que justifiquen tal declaración, gozarán de una bonificación del 50% de la cuota íntegra del IBI». En la práctica esto implica sumar ese atractivo que se planteaba en el acuerdo de Gobierno entre ambos partidos al inicio de la legislatura. Para lograr esta bonificación, el acuerdo debe pasar ahora por Pleno, a petición de la propia empresa, quien debe exponer el empleo que van a generar, sus servicios y tener en cuenta que «la mayoría de los trabajadores contratados deberán ser residentes en Ciudad Real», se indica en el documento.