El éxito del regreso

Pilar Muñoz
-
El éxito del regreso - Foto: Rueda Villaverde

La exposición del 175 aniversario del Instituto Juan de Ávila de Ciudad Real en el Museo La Merced de Ciudad Real bate récord con más de 5.400 visitantes en 50 días

La exposición con motivo del  175 aniversario del Instituto Juan de Ávila está cosechando un éxito sin precedentes en el Museo La Merced de Ciudad Real, donde permanecerá abierta hasta el 31 de mayo. En menos de 50 días ha batido un récord histórico, con más de 5.400 visitantes y todo apunta a que esta cifra se va a doblar e incluso superar. El director de los museos Provincial y de La Merced, Ignacio de la Torre, indicó a este diario que se han registrado las mejores cifras de los meses de diciembre y enero desde 2014 en cuanto a exposiciones. Explicó que  son cifras «muy altas» porque ya no se hacen exposiciones temporales de gran calado como cuando la pinacoteca abrió sus puertas en 2005. «Ahora la situación económica es otra y por cuestiones presupuestarias no se hacen grandes exposiciones», especificó el director.
La muestra, que se inauguró a mediados del pasado noviembre bajo el epígrafe ‘175 años enseñando. Del instituto de segunda enseñanza al IES Maestro Juan de Ávila’,  «ha sido muy bien acogida desde el  principio» tanto por el público en general como por los colegios e institutos de Ciudad Real.  Por la exposición han pasado también 60 grupos de alumnos de los centros escolares de la ciudad y también por los talleres didácticos dirigidos a escolares de 4º y 6º de Primaria.  Al hilo de ello, el director del museo indicó que hay otros 50 grupos más han concertado visitas guiadas a la muestra y en los talleres.
La exposición ha concitado mucho interés por la historia que cuenta, el boca-oreja, el montaje expositivo y los talleres del gabinete didácticos que se han creado en torno a ella,  indicó el director tras destacar la labor de las dos comisarias de la muestra Esther Arias y Beatriz Crespo y de Pilar Molina, al frente de los citados talleres. «Es una exposición que llega a la gente porque es historia local», señaló para, renglón seguido, recordar que fue sede del instituto Juan de Ávila.
Los fondos que atesora este centro descubren y aproximan la evolución de la enseñanza, y también el rico pasado del edificio que albergó el instituto a lo largo de varias etapas con la misma premisa.
 El visitante se adentra  en una historia que se remonta a tiempos de Felipe III cuando se fundó el convento de los Mercedarios, que más tarde pasó a manos del Estado y a ser sede de enseñanza. Primero fue instituto ‘Juan de Ávila’ (1843)  y más tarde ‘Santa María de Alarcos’, popularmente conocido como ‘el Femenino’,  hasta que 1996 cerró sus puertas para abrir otras en la ronda de Calatrava, desde hace unos años totalmente renovado.
 

Un modelo de enseñanza
La muestra que alberga el Museo La Merced gravita sobre seis espacios bien definidos que narra la historia del Instituto Juan de Ávila. En uno de ellos se pueden ver documentos sobre la fundación del instituto y de quienes pasaron por sus aulas, entre ellos personajes que hoy forman parte de historia de España como el jurista y pedagogo José Castillejo, el sabio naturalista José María de la Fuente, el historiador Inocente Hervás y Buendía, el poeta Ángel Crespo, el escritor Francisco García Pavón, el militar Francisco Aguilera, que fue ministro de la Guerra en 1917; y los pintores Ángel Andrade y Manuel López Villaseñor.
El director del Museo La Merced, Ignacio de la Torre, explica a este diario que la exposición recrea los gabinetes de Física, Química, Arte, Historia Natural e incluso un aula antigua. Estos espacios revelan la importancia del Instituto Juan de Ávila que consiguió tener uno de los mejores laboratorio de Ciencias Naturales. Los animales disecados en sus plataformas o las láminas de vegetal y animales integran un conjunto llamativo que evidencia la importancia que los profesores prestaban al mundo animal. Del mismo modo, llama la atención el gabinete de Física con una bomba manual de agua, vasos comunicantes una bobina giratoria de Carpentier, un voltímetro Asea...