Un Brexit de 80 millones

Roberto Chávarri
-

El Reino Unido es el séptimo socio comercial que tiene la provincia, sobre todo en el mercado del vino, con un valor de 850 millones en los últimos diez años

La separación pone en juego casi 80 millones de euros - Foto: FACUNDO ARRIZABALAGA

Aunque no es el principal socio comercial con el que la provincia establece lazos, Londres juega un papel todavía significativo en el mercado exportador ciudadrealeño. En el último año, el Reino Unido se ha consolidado como el séptimo destino para los productos provinciales, con ventas por valor de 79,5 millones de euros, la cifra más baja desde 2014 en un país que pasará a ser ahora el tercer mercado no comunitario para los intereses de la provincia, tras Turquía y Estados Unidos. Los exportadores de Ciudad Real miran sobre todo hacia Francia y Alemania, que casi triplican las cifras en las relaciones comerciales con los británicos, que mantendrán un vínculo que en estas primeras horas del Brexit poco o nada va a cambiar.
Desde el Instituto de Promoción Exterior de Castilla-La Mancha, el IPEX, su director, Luis Noé, lanza un mensaje de tranquilidad para las empresas ante la existencia de un periodo de transitoriedad que aleja los fantasmas de un Brexit duro y del impacto en las cuentas de la economía ciudadrealeña. «No hay ningún cambio en la relación en plano comercial con el Reino Unido, todo sigue igual en el comercio bilateral a la espera de negociación del acuerdo para ver reglas de juego que quedarán desde el 1 de enero de 2021».
Con datos del Directorio de Empresas Exportadoras e Importadoras de la Cámara de Comercio referidos a 2018, el número de firmas ciudadrealeñas que mantienen contacto comercial con Reino Unido eran de apenas una decena. Desde Félix Solís a Nico Jamones pasando por Simaga, Alcoholes y Vinos, Cojali o Vegajardín. Lo más vendido, bebidas, con el vino a la cabeza. De cada euro que una empresa de Ciudad Real vende en Londres, 42 céntimos se consiguen gracias al sector de las bebidas, de los que 34 céntimos son directamente vino, un mercado que encabeza en España, muy destacada, la comunidad autónoma de La Rioja, seguida de las provincias de Barcelona, Álava y Ciudad Real, que este 2019 adelanta a Cádiz y las ventas de su vino sherry. El Reino Unido fue, el último año, el tercer destino de las exportaciones de las bodegas ciudadrealeñas en unas operaciones «focalizadas» en este producto, en materiales eléctricos o en las hortalizas, como cebollas y ajos que se venden en grandes cadenas de distribución, como destaca Noé.
«España es relevante para el abastecimiento» del mercado británico, asegura el último informe de comercio bilateral del Ministerio de Agricultura, que se hace eco de la «dependencia de Reino Unido de las importaciones» para llenar los carros de la compra de sus ciudadanos, ya que la tasa de cobertura de su sector agroalimentario es tan solo del 45%. El sector primario ha pasado de los nubarrones que surgieron con la aprobación del referéndum a una visión algo menos negativa, a la espera de la negociación que Bruselas y Londres tienen que desarrollar en los próximos meses, un acuerdo que, a juicio de Cooperativas Agro-Alimentarias tiene que ser «prioritario».
Los cooperativistas alertan de la premura de tiempo: «Teniendo en cuenta todos los aspectos que hay que resolver, jurídicos, comerciales, derechos de los ciudadanos, empresas (...) hay un riesgo real de que no se alcance un acuerdo antes del 31 de diciembre y el Reino Unido se rija por las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) como cualquier país tercero», según indicaron.