Los precios de la uva en La Mancha caen más de un 14%

La Tribuna
-

Las bodegas pagarán la 'tempranillo' o 'cencibel' a unas 3,65 pesetas el kilogrado; la cotización de la 'airén' se situará en las tres pesetas; y el resto de variedades tintas, entre 3,35 y 3,5 pesetas

El tempranillo arrancará con 3,65 pesetas/kilo en La Mancha - Foto: RUEDA VILLAVERDE

Las primeras tablillas de precios de la uva se harán públicas en las próximas horas para la zona de La Mancha, donde el tempranillo alcanzará de partida una cotización de alrededor de 3,65 pesetas por kilogrado y el resto de variedades tintas se moverán entre las 3,35 y 3,5 pesetas por kilogrado. Según ha podido saber este diario, el airén, por su parte, cotizará de partida en el entorno de las tres pesetas por kilogrado. A estos precios, que son inferiores a los del inicio de la pasada campaña, hay que sumar una prima de dos pesetas por kilo para todas las variedades, si es el viticultor el que las transporta a las bodegas. Hay que recordar que las organizaciones profesionales agrarias pidieron jornadas atrás a los industriales que hicieran públicas las cotizaciones, que podrían salir en las próximas horas de manera oficial. De hecho, UPA ofrecerá hoy una rueda de prensa en Valdepeñas en este sentido. Teniendo en cuenta estos precios de salida, los viticultores cobrarán la uva tempranillo o cencibel de DOP Mancha un 17% más barata que al inicio de la campaña anterior, cuando Félix Solís fijó un precio de 4,40 pesetas el kilogrado. Una caída en las cotizaciones que también afectará a la blanca airén, en aproximadamente un 14%, ya que en la vendimia de 2017 se comenzó pagando a 3,50 pesetas. El resto de variedades tintas (merlot, syrah, cabernet sauvignon...) también se abonarán de partida a un precio inferior al del inicio de la pasada campaña, en la que las cotizaciones se actualizaron al alza posteriormente hasta en dos ocasiones. Queda por conocer también los precios para la uva acogida a la Denominación de Origen Valdepeñas. En una entrevista concedida hace unas semanas a La Tribuna, su presidente, Jesús Martín, señaló que los mercados se regulan en Valdepeñas cuando ya lo ha hecho Mancha, con unas cotizaciones «entre un 25 y un 30 por ciento más elevadas», ya que en este territorio vitícola no comercializan granel. En la vendimia de 2017, la uva tempranillo se comenzó pagando a 5,60 pesetas el kilogrado, mientras que la airén tuvo un precio de salida de 3,50 pesetas.