Medio Ambiente pone el foco en la depuración del agua urbana

A. Criado
-
Medio Ambiente pone el foco en la depuración del agua urbana - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La Viceconsejería de Medio Ambiente realizó un total de 105 inspecciones 'in situ' en empresas de la provincia de Ciudad Real durante el pasado ejercicio, tres previa denuncia

La Viceconsejería de Medio Ambiente realizó un total de 105 inspecciones in situ en empresas de la provincia de Ciudad Real durante el pasado ejercicio, aproximadamente una cuarta parte de todas las llevadas a cabo en el territorio castellano-manchego (465) en el marco del Programa de Inspección Medioambiental 2018-2024. Además, Medio Ambiente ha programado para el ejercicio en curso la realización de toma de muestras en lodos procedentes de la depuración de aguas residuales urbanas, para ver si cumplen con los valores límite de concentración de metales pesados. Tres de las evaluaciones realizadas durante el pasado año se produjeron previa denuncia y seis por incumplimientos detectados en el seguimiento de las medidas acordadas en las autorizaciones ambientales integradas. Los planes de inspección y los programas anuales que los desarrollan constituyen el instrumento principal a la hora de establecer las actuaciones de inspección y control en el ámbito de la calidad e impacto ambiental. El objetivo fundamental es comprobar el grado de cumplimiento de la normativa medioambiental, con el fin último de «conseguir un nivel elevado de protección del medio ambiente de Castilla-La Mancha». Según los datos facilitados a este diario por parte de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, de las 105 inspecciones realizadas en 2018 en Ciudad Real, 71 fueron sistemáticas: 37 en base a la Ley de prevención y control integrados de la contaminación y 34 atendiendo a la Ley de residuos y suelos contaminados. El resto de inspecciones no estaban programadas de antemano y se llevaron a cabo como consecuencia de denuncias previas (tres), comprobaciones de medidas complementarias (13), autorizaciones, renovaciones o modificaciones (11) e incumplimientos detectados en el seguimiento (seis). Cabe destacar, en este apartado, la ausencia de visitas a empresas debido a accidentes, cuando en el resto de la región se registraron un total de seis. Por otro lado, los agentes medioambientales realizaron 21 inspecciones relativas a las campañas de inspección a productores de residuos, para un total de 253 en toda Castilla-La Mancha. Asimismo, se llevaron a cabo 13 actuaciones de verificación ambiental que se corresponden con actuaciones de verificación documental consistentes en la revisión de memorias de gestores de residuos e informes anuales de instalaciones sometidas a autorización ambiental integrada. Por último, Medio Ambiente revisó en Ciudad Real un total de 56 informes de mediciones de instalaciones sometidas a la Ley de calidad del aire y protección de la atmósfera, 211 en toda la región. Todo esto en 2018. Para el presente ejercicio, el departamento que dirige Agapito Portillo ha programado la inspección in situ de 360 instalaciones en toda la región: 41 en Albacete, 34 en Ciudad Real, 31 en Cuenca, 36 en Guadalajara y 218 en Toledo. Se corresponden con aquellas empresas que tienen una frecuencia de inspección anual, además de aquellas cuya frecuencia de inspección bienal o trienal les corresponde en este 2019. Visitas sistemáticas que se pueden ampliar con otras no prefijadas en función de la demanda (denuncias, accidentes...).