Emprender en inglés y desde la infancia

HIlario L. Muñoz
-
Emprender en inglés y desde la infancia - Foto: Rueda Villaverde

Globalcaja lanza la quinta edición de Start Up English que amplía hasta las 250 plazas en cinco municipios irlandeses y mantiene los objetivos de enseñar un idioma junto a crear una empresa

Cinco años lleva Globalcaja realizando un programa educativo único en el que une la enseñanza del inglés a la formación en el emprendimiento y todo ello dentro de un programa inmersivo que se desarrolla en Irlanda. Start Up English es el título de esta iniciativa que en su quinta edición amplía plazas, hasta las 250 disponibles, ciudades, al celebrarse en cinco municipios distintos, pero mantiene el sello de identidad de Globalcaja, becando para reducir el precio y dando la posibilidad de pagar en varios meses su coste.
Un total de 38 familias, antes de darse a conocer el programa ya han inscrito a sus hijos de entre 12 y 18 años, dijo ayer, la directora general de la Fundación Globalcaja, Horizonte XXII, Carla Avilés, para la que el desarrollo del programa y su crecimiento muestra que la necesidad de esta iniciativa estaba clara para «fortalecer las habilidades lingüísticas con otro tipo de habilidades como el emprendimiento». Avilés recordó que la intención no es desarrollar empresarios sino aportar a los jóvenes participantes «habilidades» y «aptitudes ante la vida» procedentes del mundo de la empresa como «descubrir y aprender». En el programa Start Up English colaboran varias empresas como Asisa, que apoya a la entidad con los seguros médicos; Lenovo, en el apartado tecnológico y de medios multimedia para las clases; y Campofrío, que permite desarrollar un día de España en Irlanda.
El programa muestra la importancia que para Globalcaja tienen «las familias y los jóvenes», dijo el director territorial de Globalcaja en Ciudad Real, Miguel Ángel Léon. León recordó en la presentación que el idioma es «una marca de diferencia» en el curriculum.
Del desarrollo de programa se encargan Hatton Events y H4, cuyos responsables, Alberto de Diego y Miguel Prim, recordaron que el trabajo implica que cada estudiante se encuentre con una familia de acogida en Irlanda durante tres semanas y que cuenten con monitores propios, tutelaje o un sistema de Whatsapp para que los padres conozcan el día a día de los menores. En el apartado del desarrollo del programa los jóvenes contarán con clases de inglés matinales, y de emprendimiento tres días a la semana, a las que se suman viajes o días con sus familias de acogida. Toda la información se encuentra disponible en la web de la Fundación Globalcaja Horizonte XXII, en la que también se pueden realizar las inscripciones para esta quinta edición de Start Up English.