El Viña Albali Valdepeñas, más cerca de la permanencia

Eduardo Gómez
-
Dani Santos (derecha) celebra con Manu García un gol. - Foto: Pablo Lorente

El conjunto vinatero firma tablas con el Santa Coloma (3-3) en un duelo de alternativas y ya aventaja en cinco puntos las posiciones de descenso.

El Viña Albali Valdepeñas ha certificado que es un conjunto muy distinto al de la primera vuelta. La escuadra vinatera ha empatado con Santa Coloma (3-3) y continúa abriendo brecha respecto a las posiciones de descenso. El conjunto azul ha mostrado su mejor versión en una magnífica primera mitad, pero no pudo mantener el nivel tras el descanso y el Santa Coloma lo aprovechó para acabar igualando la contienda.

 

En el primer periodo el Santa Coloma ha dispuesto de largas posesiones, sin encontrar fisuras en el bloque local. En esos primeros compases los dos equipos se han repartido los postes, Nacho Pedraza por los azules y Ximbinha y más tarde David por los visitantes, pero la mayor profundidad de banquillo de los vinateros se ha ido imponiendo. La intensidad defensiva del Viña Albali Valdepeñas fue inclinando la balanza frente a un adversario al que han comenzado a pesarle las piernas ante el fortísimo ritmop impuesto por los manchegos. Así, se ha llegado al minuto 16, que ha sido mágico, con dos tantos de Dani Santos. El primero en el segundo palo tras una poderosa conducción de Víctor Montes y el segundo tras un pase filtrado de Chino. Entre medias, Santa Coloma  ha cometido su quinta falta, aunque ha aguantado hasta el final del periodo, que ha concluyido con una doble ocasión de Manu García, mientras el pabellón era una fiesta.

 

Tras la reanudación, el Santa Coloma ha salido fuerte para intentar reducir diferencias, pero sólo lograba inquietar a Coro con disparo exterior. Hasta que en un saque de banda la fortuna se alió con los visitantes para poner el 2-1, pero esa circunstancia, que hace pocas semanas hubiese sido una losa para los azules, esta vez fue un estímulo y Dani Santos descerrajó poco después un tremendo disparo para poner el 3-1.

 

Ha sido un espejismo porque no se ha rendido el Santa Coloma y un palo de Verdejo fue el anticipo del 3-2, obra de Cardona de fuerte disparo en una fase en la que el choque se embarulló. La igualada la firmó Ximbinha a ocho minutos, con un Viña Albali Valdepeñas que era un manojo de nervios, incapaz de salir de la presión y que además se había cargado de faltas (la quinta llegó a cuatro para el final). El portero Coro sostuvo a los suyos, incluida una triple intervención milagrosa a bocajarro en el minuto 37, y al final los dos equipos parecieron dar por bueno el empate.