Bennett se estrena con un triunfo incontestable

EFE
-

La tercera etapa se resuelve al esprint en Alicante, con una gran actuación del irlandés del Bora Hansgrohe en la interminable recta de la capital

Bennett se estrena con un triunfo incontestable - Foto: Yuzuru Sunada/BELGA/dpa

Con poderío y autoridad, el campeón de Irlanda Sam Bennett (Bora Hansgrohe) se anotó el primer esprint de La Vuelta en la recta de meta de Alicante, donde su compatriota Nicolas Roche (Sunweb) retuvo el maillot rojo de líder.
El trayecto de la tercera etapa entre Ibi y Alicante, de 188 kilómetros, estaba marcado para desenlace al esprint y el pronóstico se cumplió de la mejor manera para Bennett, implacable, levantando los brazos con una bicicleta de ventaja sobre el belga Edward Theuns (Trek), el esloveno Luka Mezgec (Mitchelton) y el español Jon Aberasturi (Caja Rural Seguros RGA).
Los favoritos entraron en el grupo sin grandes novedades, con el mismo tiempo del vencedor, 4,25,05, a una media en la jornada de 42,6 kms/hora. Roche se mantuvo con la roja con Nairo Quintana a 2 segundos y su compatriota colombiano Rigoberto Urán tercero a ocho.


Mal día para escapadas

La etapa salió de Ibi, la ciudad que fabrica sueños en forma de juguetes desde hace más de un siglo. El granero de los Reyes Magos repartió ilusión entre Ángel Madrazo y Diego Rubio (Burgos BH) y Héctor Sáez (Euskadi-Murias) para que se erigieran protagonistas de la fuga del día.
Madrazo, el Gorrión de Cazoña, ya estuvo escapado 142 kilómetros camino de Calpe y tenía que defender el maillot de la montaña, los otros decidieron chupar cámara para dar constancia de su presencia en La Vuelta. Tuvieron seis minutos de renta, pero no era día para juegos. Los equipos de los esprinters deben buscar alimento en estas etapas.
El Sunweb ejerció de equipo del líder, pero no tuvo que quemar las naves. De eso se encargaron el UAE del colombiano Gaviria, el Deceuninck Quick Step de Jakobsen y el Bora de Bennett, tres guepardos con hambre de victoria.
Madrazo logró su objetivo de puntuar en cabeza en el Puerto de Biar (3a) y en el Alto de Tibi (3a), donde ya fue absorbido por el pelotón coincidiendo con el paso por la cima.


Nervios camino de Alicante

A 39 de meta se abrió el juego por la victoria. La tranquilidad dio paso a la tensión. Otra etapa diferente con todo el personal en el grupo. Jumbo Visma agarró la batuta en el descenso hacia Alicante. Al paso por Xixona, "el pueblo más dulce del mundo", donde los árabes inventaron el turrón, el grupo ya iba lanzado y con los favoritos delante con las orejas levantadas.
Tras las curvas y de nuevo el Bora y Deceuninck al mando de las operaciones. A toda máquina además porque el esprinter colombiano Fernando Gaviria se había descolgado en el puerto y ya no pudo engancharse al gran grupo a pesar de un enorme esfuerzo. Un rival menos, y de los importantes.


Bennett, implacable

Final emocionante sobre terreno llano pero trufado de rotondas y viento lateral que obligaba a no perder comba a los favoritos. Los hombres de Roglic insistían en marcar el ritmo, pero a tres de meta se acabaron las bromas. Estaba en juego la colocación definitiva para el esprint.
No hubo tren dominante, sino estampida general en la interminable recta de meta de la capital alicantina. Bora había trabajado toda la etapa para el momento clave y Bennett sabía que debía salir pronto para imponer su imponente estado de forma, el que le ha llevado a firmar 12 triunfos esta temporada, tres de ellos en la Binck Bank Tour, dos en la París Niza y uno en el Dauphiné.
Irlanda interrumpió el festival colombiano con la etapa de Bennett y la roja de Roche, pero en la general figuran 4 corredores del país sudamericano entre los 10 primeros. A Quintana, Urán y "Supermán" López se une Sergio Higuita (Education First). Apunten este nombre.
Este martes se disputa la cuarta etapa entre Cullera y El Puig, de 175,5 kilómetros, una nueva oportunidad para los esprinters.