CLM aguanta el envite

c.s.r. / toledo
-

El grupo de expertos de Hispalik mantiene que el PIB regional cerrará el año con un crecimiento del 2,1%, a pesar de la desaceleración detectada en lo que va de 2019

CLM aguanta el envite

La economía castellano-manchega aguanta el envite y, pese a que en el primer semestre del año se ha visto afectada por una leve desaceleración, mantiene las previsiones de crecimiento del PIB, que pasan por cerrar el año con un crecimiento del 2,1%, apenas tres décimas por debajo de la media estatal. Así lo apunta el último informe de Hispalink, un grupo de expertos liderado por la Universidad Autónoma de Madrid y en el que también participa la UCLM.
A la hora de analizar los diferentes sectores económicos de la región, «destaca el crecimiento en el sector de la construcción que, al igual que el conjunto del país, está por encima del 4%, consolidándose por tercer año consecutivo con muy buenos registros», según señala este informe. Así como el del sector servicios, que  si bien «muestra un crecimiento ligeramente inferior a la media nacional», el mantener en el entorno del  2,2% «augura la creación de empleo en este sector, al igual que lo sucedido en ejercicios anteriores».
También es positivo el crecimiento del sector industrial (2,2%) y el del sector agrario, «de importante peso en nuestra región». En este último caso, desde Hispalink se destaca el incremento estimado del 1% del campo regional este año, «muy superior a la media nacional». La duda aquí es si las actuales condiciones climatológicas provocarán descensos imprevistos en las cosechas y la consiguiente desaceleración del sector.
CLM aguanta el enviteCLM aguanta el envitePendientes de la exportación. Hispalink tampoco detecta ‘baches’ apreciables en sus estimaciones para los ejercicios 2020 y 2021, que «continúan en sintonía con el conjunto nacional con tasas de crecimiento previsto del 1,7% y 1,9% respectivamente». No obstante, sí advierte de que «si analizamos por sectores económicos, deberemos estar muy pendientes a las exportaciones de la región, que ya en el ejercicio 2018 rebajaron su ritmo de crecimiento, lo que ha provocado el retroceso de alguna décima de crecimiento prevista inicialmente».
No obstante, desde el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) se matiza la preocupación mostrada por Hispalink. Como apunta su director territorial en Castilla-La Mancha, Pedro Antonio Morejón, las ventas al exterior de la región mantienen un buen ritmo de crecimiento, a pesar del mal comportamiento que está experimentando en los últimos meses el sector de vino, de gran peso expecífico en Castilla-La Mancha. Tanto es así que desde el ICEX se mantiene la previsión de cerrar el año con un incremento de las exportaciones del 4%, «punto y medio más que la medida estatal» y «el doble que en muchos países de nuestro entorno».
Como explica Morejón, esta caída del peso específico de las exportaciones en el PIB regional no es negativa per se, ya que la recuperación económica ha supuesto un incremento del consumo interno y, por tanto, una reducción del peso relativo del comercio exterior en la economía tanto nacional como autonómica. No obstante, reitera que el número de empresas exportadoras en la comunidad se mantiene, lo que denota que el ‘espíritu exportador’ sigue activo y está llegando a nuevos sectores de actividad, lo «que está diversificando las ventas castellano-manchegas en el exterior».
Asimismo, Morejón insiste en Castilla-La Mancha está aguantando bastante bien los envites que provocados por la actual inestabilidad del comercio exterior. Y es que, como explica, hoy todos los mercados presentan un algo grado  de inseguridad para el negocio exportador, desde EEUU a China y el Sudeste Asiático, por no hablar de la UE, con la inminente salida de Gran Bretaña del mercado común.
Con todo, en 2020 el sector de la construcción se restituye como nuevo motor económico de la región tras la crisis, al experimentar el de mayor crecimiento de la región (3,4%) seguido de los sectores industrial, agrario y servicios, con tasas de crecimiento previstas del 2% para la industria, 1,8% sector agrario y 1,7% sector servicios.
Por su parte en 2021, las tasas de crecimiento de los sectores económicos serán muy similares a la media nacional. Así el sector de la construcción y el sector servicios con tasas de crecimiento del 2,3% y 1,9% respectivamente lideran el crecimiento regional. En este sentido, el sector industrial tiene un crecimiento previsto del 1,7% y el agrario tiene un crecimiento de una décima, según se explica en este informe.
Como dato negativo, Hispalink augura «un estancamiento del crecimiento del empleo en nuestra región», que de confirmarse, ralentizará la economía regional.