El 'violador del ascensor' , estable dentro de la gravedad

Pilar Muñoz
-

Instituciones Penitenciarias dice que no han abierto una investigación a la espera de que el hospital informe si su ingreso ha sido por consumo de drogas, pastillas o enfermedad común

Interio de una de las galerias de lasceldas de los presos de Herrera - Foto: /Fotos: Rueda Villaverde

Pedro Luis Gallego Fernández, conocido como el ‘violador del ascensor’, permanece estable en el Hospital General de Ciudad Real donde ingresó el pasado lunes tras ser hallado inconsciente en su celda de la prisión de Herrera de La Mancha. Según ha podido saber este periódico, el preso se encuentra estable dentro de la gravedad.
Desde Instituciones Penitenciarias han asegurado a La Tribuna que no se ha abierto una investigación en la prisión para esclarecer los hechos porque se desconocen las causas del ingreso del preso en el Hospital General de Ciudad Real. Indicaron que están a la espera de conocer el informe médico para saber las causas, si consumió alguna sustancia prohibida o ingirió pastillas o si sufre alguna enfermedad o dolencia por la que permaneció inconsciente. De la nota de despedida que estaba junto a su cuerpo, Instituciones Penitenciarias no se pronuncia, como tampoco respecto al estado en el que se encuentra amparándose en la Ley de Protección de Datos.
La sombra de la sospecha. Pedro Luis Gallego estaba en un módulo ordinario, compartía celda con otro recluso y hacía una vida normal. El pasado lunes fue hallado inconsciente y la sombra del trapicheo reapareció. Presos que ingresan en el hospital por posibles sobredosis o intentos autolíticos hay en todas las cárceles de España, pero en el caso del ‘violador del ascensor’ fuentes penitenciarias no se aventuran a pronunciarse porque no hay un informe médico.
Aseguran que nada más tener conocimiento de que estaba inconsciente en su celda se hizo todo lo que estaba en sus manos con los medios de que disponen, que son escasos. En este contexto, respecto a la droga en las cárceles, responsables de los sindicatos lamentan que la falta de personal y medios les impida cumplir los protocolos ante la sospecha de que algún familiar pueda llevar droga a las cárceles a través de los vis a vis.
Por ello, el delegado provincial de Acaip-UGT, Javier Ortega, considera importante poder contar con unidades caninas a diario para detectar la entrada de droga. Asegura que los funcionarios de prisiones hacen todo lo que está en su mano, al tiempo que reclama los medios necesarios para frenar la entrada de droga, el trapicheo y el consumo. En este sentido, María José Muñoz, de UGT, destaca el proyecto piloto llevado a cabo en una cárcel de Burgos. El número de incautaciones ha pasado en doce meses de 300 a 50 y las colas de los fines de semanas para el vis a vis (la vía principal de entrada de droga en las cárceles) se han reducido de forma llamativa.
Ni la cuarta parte. En cuanto al violador y asesino Pedro Luis Gallego Fernández recordar que volvió al penal manchego en noviembre de 2017, tras pasar largas ‘temporadas’ por sus crímenes, aunque no ha pagado ni la cuarta parte de la condena (más de 273 años) gracias a la doctrina Parot que le abrió las puerta de la prisión en 2013. Volvió a la prisión de Herrera tras ser detenido en Segovia acusado de cuatro agresiones sexuales, dos violaciones consumadas y dos en grado de tentativa, en las inmediaciones del hospital madrileño de La Paz, entre diciembre de 2016 y abril de 2017. Por estos hechos está preventivo en Herrera pendiente de ser juzgado el próximo octubre. La Fiscalía pide una condena de 96 años de cárcel.