scorecardresearch

"Ganar el bronce sería muy importante y más en casa"

La Tribuna
-

La portera ciudadrealeña Merche Castellanos disputará este domingo (14.30 horas) con España la final de consolación del Mundial frente a Dinamarca en Granollers

Merche Castellanos, en el partido ante Alemania. - Foto: EFE

La ciudadrealeña Merche Castellanos, portera de la selección española femenina de balonmano, destacó la importancia que tendría cerrar el Campeonato del Mundo con una medalla de bronce y más cuando el conjunto español tiene la oportunidad de lograrlo delante de su afición. "No hemos conseguido meternos en la final, pero aún está en juego un bronce, que sería muy importante y más conseguirlo delante de nuestra afición", señaló Castellanos en declaraciones difundidas por la Federación Española.

En este sentido, la guardameta española aseguró que el equipo se encuentra ya recuperado del "palo" que supuso la derrota encajada ante Noruega en las semifinales y ya sólo piensa en colgarse el bronce, en el choque que le medirá este domingo (14.30 horas) a Dinamarca en Granollers.

"El vestuario está bien, está animado, fue un palo la derrota ante Noruega, porque en la primera parte se jugó muy bien ante un equipo que para mí, personalmente, es el mejor, pero ya se ha pasado página y sólo pensamos en luchar todo lo posible para lograr el bronce ante Dinamarca", indicó Castellanos.

Para ello, como recalcó la portera, que ya fue fundamental en el triunfo de cuartos de fina sobre Alemania, la selección española deberá hacer un partido "muy completo" como el que jugó durante la primera mitad de las semifinales ante Noruega.

"Si queremos lograr la victoria tenemos que hacer un partido muy completo, similar al que hicimos en la primera parte ante Noruega. Tenemos que defender bien, impedir que Dinamarca no corra y frenar su lanzamiento exterior y si es posible que su portería no esté al nivel que esté al nivel que ha estado durante todo el campeonato, aunque eso no depende ya tanto de nosotras", cocluyó Castellanos.

 

LA PREVIA. La selección española femenina de balonmano tratará de cerrar este domingo (14:30) su andadura en el Mundial de España con una medalla de bronce, en un encuentro ante Dinamarca del que saldrá ganador el equipo que se recupere antes del varapalo que supone quedarse fuera de la gran final.

En este sentido, el conjunto español parece contar con una pequeña ventaja sobre una Dinamarca que acabó desolada tras ver como se le escapaba la victoria ante Francia en un duelo de semifinales que las nórdicas dominaron durante cincuenta minutos.

Mucho menos duró la resistencia del equipo español que tan sólo pudo seguir durante la primera mitad el ritmo de la todopoderosa Noruega.

"No tenemos tiempo de pensar en la derrota. Toca reponerse y centrarnos en la final que tenemos este domingo ante Dinamarca", señaló el preparador español José Ignacio Prades tras la derrota ante las noruegas.

Pero la fortaleza mental no será la única clave de un encuentro en el que las "Guerreras" deberán evitar las pérdidas de balón y, sobre todo, los errores en el lanzamiento que les condenaron ante Noruega.

Y es que si la portera noruega Katrine Lunde se convirtió en la segunda mitad en un muro infranqueable para las jugadoras españolas, ante Dinamarca las de Prades se encontrarán con las dos guardametas más en forma: las sensacionales Sandra Toft y Althea Reinhardt.

Una circunstancia que obligará a las "Guerreras" precisar como nunca sus lanzamientos, sino quieren dar alas al veloz juego de contraataque del equipo danés, que tiene en las paradas de Toft y Reinhardt su punto de partida.

La misma precisión de la que deberá dotar a su juego de ataque el conjunto español si no quiere ser víctima de las pérdidas de balón ante un sólida defensa danesa, que ya dio una auténtica exhibición en la primera parte del duelo de semifinales.

Liderada en el eje central por las gigantescas Kathrine Heindahl y Line Haugsted la zaga danesa castiga como pocas cada mínimo error de su rival gracias a una intensidad y velocidad de piernas y brazos que le permite recuperar una gran cantidad de balones.

Hecho que obligará a la selección española a cuidar como nunca la posesión de balón en un ataque, en el que las "Guerreras" no podrán contar con la lateral Almudena Rodríguez que no podrá disputar el encuentro por el bronce a causa del esguince que sufrió en el hombro izquierdo durante el duelo de semifinales.

Una baja que permitirá, con casi toda probabilidad, el regreso a la convocatoria de la lateral Mireya González, que apenas ha jugado trece minutos en los dos únicos encuentros que ha disputado en el campeonato.

Pero si España debe rendir como nunca en ataque si quiere subir al tercer escalón del podio, no menos sobresaliente deberá ser la actuación de las "Guerreras" en defensa.

Una faceta en la que el conjunto español deberá prestar especial atención a los poderosos lanzamientos de las laterales Kristina Jorgensen, máxima realizadora del equipo danés con 26 dianas, y Anne Mette Hansen.

Sin olvidar como no a la pivote Kathrine Heindahl, que no sólo es una magnífica defensora, sino que además sobresale por su efectividad en ataque, como confirman los 25 tantos que suma la jugadora del CSKA de Moscú.

Circunstancia que obligará a España a recuperar su mejor versión defensiva, el pilar sobre el que se ha sustentado la sensacional trayectoria del equipo español, que como Dinamarca llega a la cita con tan sólo una derrota en su casillero.

Una cifra que las "Guerreras" intentarán que no crezca ante las nórdicas y poder repetir la medalla de bronce, que ya logró en el año 2011 en el Mundial de Brasil, tras derrotar por 24-18, precisamente, a Dinamarca.