El peligro de vedar la caza de la tórtola

La Tribuna
-

El sector de la caza urge un plan para recuperar esta especie torcaz tras advertir de que aplicar una moratoria de la actividad cinegética de estos ejemplares pondría en riesgo su existencia

El peligro de vedar la caza de la tórtola

El sector de la caza considera que aplicar una moratoria de la caza de la tórtola europea pondría en riesgo el futuro de esta especie en la Península Ibérica. Y es que únicamente se estaría actuando sobre uno de los problemas que tiene la tórtola al tiempo que se desincentivaría la correcta gestión de los hábitats.
Así lo señalaron ayer en Mérida  el presidente de la Real Federación Española de Caza, Ignacio Valle; el director de la Fundación Artemisan, Luis Fernando Villanueva; y el presidente de la Federación Extremeña de Caza, José María Gallardo. En la comparecencia también estuvo presente el presidente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, Agustín Rabadán.
Recordaron que ya tenemos la experiencia de Reino Unido, donde se prohibió la caza de la tórtola y hoy prácticamente se ha extinguido.
Ignacio Valle indicó que tras la comunicación de la Comisión Europea por la que informaba de la apertura de un procedimiento de infracción contra España y Francia por no proteger adecuadamente a las tórtolas, se está trabajando de manera conjunta con la Federación Europea para la Caza y la Conservación (FACE). Asimismo, avanzó que en breve se mantendrá un encuentro tanto con los eurodiputados españoles como con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en los que se les trasladará la necesidad de que se aplique en toda España el Plan Integral para la Recuperación de la Tórtola Europea (Pirte), diseñado por la Fundación Artemisan y que actualmente únicamente se ha implantado en Extremadura. Además, les informarán de otros proyectos de gestión que ya se desarrollan en otras comunidades. «La tórtola solo se puede recuperar haciendo un plan de gestión eficaz, y concienciando a los cazadores de su importancia para recuperar la especie», añadió. Considera que es imprescindible la mejora de hábitats y el cambio en los agrosistemas, ya que éstas son los principales factores que explican el declive de la especie.
Por su parte, el director de la Fundación Artemisan, Luis Fernando Villanueva, recordó que esta entidad ya presentó a las administraciones el Pirte en julio del año pasado. Un plan, ha dicho, que se basa en el Plan Europeo de Acción de la Tórtola y que cuenta con cuatro líneas de actuación.
Estas medidas pasan, por un lado, por la gestión del hábitat de la tórtola facilitando alimento y refugio y promoviendo medidas agroambientales que favorezcan el éxito reproductor de la especie.