Publicidad a las medidas frente al estrés térmico

HIlario L. Muñoz
-

El secretario de la Federación de Construcción de CCOO señala que lo acordado hace unas semanas supone un avance respecto a lo firmado el pasado año

Publicidad a las medidas frente al estrés térmico - Foto: Pablo Lorente


El estrés térmico es uno de los aspectos que más va a afectar al mundo laboral en los próximos años. El incremento de las temperaturas, la duración de las olas de calor y otros aspectos modificarán el mundo del trabajo tal y como se concibe. De hecho, ya está pasando y en provincias cercanas como Jaén es normal ver a obreros trabajando en la hora de amanecer cuando hay alertas por calor y en Ciudad Real se trata de un elemento que ya se puede negociar entre los trabajadores y las empresas. De hecho, el pasado 16 de julio se acordaron cuatro iniciativas, tres novedosas y una que ya existía el pasado año, entre los sindicatos y la asociación provincial de construcción. Ahora, los sindicatos se encuentran publicitando el acuerdo entre los trabajadores, creando conciencia, mientras se espera a que sea publicado en el Boletín Oficial de la Provincia.
Así lo explicó el secretario de la Federación de Construcción de CCOO en Ciudad Real, Alejandro Jiménez, quien expuso que «el objetivo es concienciar que el estrés térmico va a ir a más con el cambio climático y que más tarde o temprano no va a quedar otra que de forma conjunta con los empresarios seguir incidiendo que en los meses de más calor el horario de mañana debe ser preferente».
Por este motivo existen cuatro puntos que se acordaron ese 16 de julio y que pasa porque existan zonas de sombra en los centros de trabajo, distribuir las tareas a primera hora y aportar agua fría, novedades, a lo que se suma el acuerdo alcanzado el pasado año y que permitía que el horario de trabajo se reduzca en los meses de verano, aunque dando la posibilidad de que las horas no trabajadas se recuperen en los meses posteriores.
acuerdos. «No es de obligado cumplimiento y hemos preferido hacer una función didáctica», dijo Jiménez, quien señaló que la intención es cada año ampliando el contenido de estos aspectos para hacer frente al estrés térmico, con la idea de que el mundo de la construcción es pionero pero en próximos años deberán sumarse otros colectivos como, por ejemplo, mantenimiento de carreteras. «Creo que el año que viene la gente va a estar mucho más sensibilizada», apuntó Jiménez, quien recordó que existen nuevos EPIs (equipos de protección individual)que deben ser claves como las cremas de factor solar que deben incluirse en esta labor didáctica.
En este sentido no existen datos cerrados de cuántas empresas han optado por reducir jornada o realizar cambios durante las últimas olas de calor, ya que se trata de un acuerdo y una negociación entre el personal y la empresa, aunque hay casos que se ha hecho por unos días o unas semanas, sin marcar fechas concretas. Hay que tener en cuenta que la comisión se reunió el 16 de julio, tras algunos días con avisos por altas temperaturas.