El POM avanza tras recibir el visto bueno ambiental

D. R.
-

Técnicos municipales y de la Junta se han emplazado a septiembre para avanzar en la tramitación final de un Plan de Ordenación Municipal que dibuja un horizonte de 67.600 habitantes.

Vista aérea de parte de Puertollano. - Foto: Rueda Villaverde

El Plan de Ordenación Municipal de Puertollano, el documento que está llamado a gestionar el desarrollo urbano de la ciudad industrial en las próximas décadas, ha dado un paso más de cara a su aprobación definitiva por parte de la Junta de Comunidades. En concreto, la Viceconsejería de Medio Ambiente publicó ayer en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) un anuncio mediante el cual se da luz verde a la memoria ambiental del POM y deja el documento listo para recibir el visto bueno definitivo por parte de la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo, organismo dependiente de la Consejería de Fomento, tras lo cual entraría en vigor después de más de década y media de tramitación.
Aunque ni desde el Ayuntamiento ni desde el Gobierno regional quieren poner fechas, lo cierto es que la aprobación definitiva del POM ya se atisba y desde ambas administraciones públicas tienen concertado para la vuelta de las vacaciones estivales, en concreto para el próximo mes de septiembre, una serie de reuniones -principalmente de carácter técnico- con el objetivo principal de avanzar hacia la aprobación final del documento que definirá urbanísticamente a Puertollano en los próximos años y que sustituirá al actual Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), cuyos orígenes se remontan a finales de la década de los años 80 del pasado siglo XX.
Así lo explicó ayer el concejal delegado de Promoción Empresarial y Desarrollo Urbano Sostenible, Economía y Hacienda, Félix Calle, que puso de manifiesto que la aprobación de la memoria ambiental del POM «es un paso más dentro de un proceso largo que ha requerido un trabajo conjunto entre el Ayuntamiento de Puertollano y la Junta de Castilla-La Mancha», valorando a su vez el también primer teniente de alcalde y portavoz del equipo de Gobierno municipal los trámites que se han llevado a cabo y que podrían llegar a su fin tras los contactos del próximo mes con la Consejería de Fomento.
Así las cosas, el anuncio de la Viceconsejería de Medio Ambiente recoge que desde el punto de vista ambiental y siempre que se cumplan las recomendaciones de su informe no se encuentra objeción al desarrollo del Plan de Ordenación Municipal, por lo que se muestra de acuerdo con la memoria ambiental presentada por el Consistorio. En cualquier caso, la elaboración definitiva del plan deberá tener en consideración el informe de sostenibilidad ambiental, las alegaciones formuladas en las consultas, la memoria ambiental y las realizadas en el acuerdo a la memoria. De este modo, se propone como condición a incluir en el planteamiento que cuando se describe la Cañada Real Soriana a su llegada al casco procedente de Argamasilla de Calatrava se debe mencionar que el descansadero del Charcón tiene 166 metros y que se enclava en el punto conocido como Pocitas del Prior, entre el estadio Sánchez Menor y el Coso Polivalente, actual estanque con arbolado.
Larga tramitación. La tramitación del Plan de Ordenación Municipal de Puertollano comenzó con la presentación de su avance en el año 2003, teniendo que esperar hasta septiembre de 2010 para su primera aprobación inicial por parte del Pleno de la Corporación municipal, tras lo cual el documento quedó en manos del Gobierno regional. Tres lustros después, en mayo del pasado año, el Ayuntamiento dio luz verde en sesión plenaria a una nueva aprobación inicial tras haber estado de nuevo en exposición pública a raíz de los cambios introducidos, tras lo cual fue remitido de nuevo a la Consejería de Fomento, de quien depende su aprobación definitiva.
Cabe destacar que el POM recoge que el crecimiento urbano de Puertollano se plantea desde los espacios urbanizados hacia el oeste, «en la única dirección posible dados los condicionantes planteados por las actividades industriales y extractivas». Igualmente, se plantea el desarrollo de usos residenciales en la zona norte del casco urbano, pero desafectando los cerros. Asimismo, la memoria justificativa del POM recoge que el horizonte poblacional del plan con el desarrollo de las nuevas viviendas ascendería a 67.636 habitantes.