Sin opciones en la final

La Tribuna
-
Plantilla del CB Socuéllamos para esta temporada. - Foto: CB Socuéllamos

El Socuéllamos cede ante el anfitrión, el Tobarra, que impuso un ritmo muy alto desde el inicio (70-47)

El Club Baloncesto Tobarra hizo bueno su papel de anfitrión y se proclamó campeón de la Copa de Primera Nacional, tras imponerse con total autoridad al Socuéllamos por 70-47). Los albaceteños ya habían superado en las semifinales con contundencia a La Solana (86-64) y ayer hicieron lo propio con la escuadra socuellamina, que quizá acusó el desgaste de su triunfo en semifinales frente al Miguel Esteban (56-60). 
El equipo que entrena José Joaquín Navarro afrontaba esta final con el refuerzo moral de esa victoria frente al intratable líder de Primera Nacional, que presenta un extraordinario balance de trece victorias y una derrota.
El Tobarra, espoleado por su público, comenzó a romper el encuentro al final del primer cuarto. En los minutos iniciales se notó el nerviosismo de los dos conjuntos, a los que les costaba anotar con fluidez.
Un parcial de 13-0 (del 4-4 al 17-4) comenzó a ser una losa muy pesada para los socuellaminos, que cerraron el primer cuarto diez puntos por debajo (23-13) tras un triple de Mario Melero.
Comenzó muy fuerte el Tobarra el segundo periodo, colocándose 16 puntos arriba (31-15, m. 14). El intento de reacción de los socuellaminos fue detenido por Diego Fox con un triple, aunque los visitantes consiguieron mantenerse en el choque (37-23, al descanso).
Las sensaciones no eran buenas y tocaba recapacitar en el tiempo de descuento. Comenzar bien ese tercer cuarto sería fundamental para comenzar a reducir la desventaja , pero las defensas se impusieron a los ataques y anotar costaba una barbaridad.
Una canasta de Juan Antonio Haro llegó a colocar al Socuéllamos a 7 puntos (39-32, m. 27) y a 1.19 para el final de este periodo el equipo foráneo mantenía sus opciones casi intactas (45-39). Pero el Tobarra dio un pequeño golpe psicológico con un parcial de 5-0 en ese periodo de tiempo (50-39).
Ya en el último cuarto el Socuéllamos se atascó en ataque y desde el perímetro, con triples de Fox y Antonio García, más la aportación de Ráez, el Tobarra terminó despegándose definitivamente.
En cualquier caso, experiencia positiva para el CB Socuéllamos en esta Copa, que debe ser un refuerzo moral de cara a la liga regular, donde marcha segundo clasificado.