Duelo de recién ascendidos en Mérida

Manuel Espadas
-

El Villarrubia visita el Estadio Romano con el objetivo de sumar su primer triunfo de la temporada (18 horas)

Los dos conjuntos ya se midieron en pretemporada, con triunfo local por 3-0. - Foto: Mérida AD

El Villarrubia busca esta tarde ante el Mérida su primera victoria de la temporada en un duelo de recién ascendidos en el Estadio Romano. Ambos conjuntos llegan a esta cita con urgencias, que son aún mayores en la escuadra manchega, después de que los emeritenses sumasen su primer triunfo de la campaña la pasada jornada en el feudo del Recreativo Granada.
Lejos de estar presos de la ansiedad, en el cuadro blanquiazul sí se desea ya obtener esa primera victoria que permita a los pupilos de Javi Sánchez descargarse de una cierta presión y traducir en un resultado positivo las buenas sensaciones ofrecidas en prácticamente las seis jornadas anteriores. En las filas villarrubieras no podrán jugar Piojo y Arroyo, además de Charlie, de baja desde el final de la pasada campaña. 
«El equipo está bien de ánimos. Somos conscientes de que iba a ser una temporada difícil, pero el objetivo es muy bonito», afirma Javi Sánchez, que recuerda que «el equipo está compitiendo en todos los partidos, aunque nos está faltando acierto, sobre todo ofensivo. Sólo nos falta conseguir la primera victoria, y con esos puntos nos colocaríamos en una buena posición en la tabla».
En cuanto al rival, un Mérida que logró el ascenso a Segunda División B tras superar en una agónica tanda de penaltis al Yugo Socuéllamos en la eliminatoria de campeones, el preparador toledano confiesa que «llama la atención ver al Mérida ahí abajo. Es un buen equipo, y que cuenta con objetivos más ambiciosos. Es un club histórico que tras su primera victoria ha respirado un poco».
El conjunto extremeño tiene las bajas confirmadas de Emilio Cubo y Melchor y la plantilla se ha conjurado para brindar a su afición su primer triunfo como local. 
Eso sí, su técnico, Santi Amaro, elogió las virtudes del Villarrubia, avisando de que será un partido con pocas ocasiones «ante un equipo que trabaja muy bien defensivamente».