La campaña para que el vino sea 'bebida nacional', a Fenavin

C. de la Cruz
-

La Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino impulsa esta iniciativa, con recogida de firmas en 'Change.org', que busca un reconocimiento oficial por parte de los grupos políticos.

Una cata de vino. - Foto: Pablo Lorente

El vino como ‘bebida nacional de España’ es el reconocimiento que persigue la Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino (AEPEV) y que espera lograr con una campaña de recogida de firmas. La celebración de la Feria Nacional del Vino, Fenavin, del 7 al 9 de mayo en Ciudad Real, será el punto culminante de una operación que ya cuenta con casi 1.500 apoyos en la plataforma Change.org desde su puesta en marcha el pasado miércoles.
El presidente de la AEPEV, el ciudadrealeño José Luis Murcia, explica que el nombramiento del vino como ‘bebida nacional de España’, algo que ya han hecho países como Argentina o Uruguay, supondría «un logro importante para el sector, el vino es una parte de nuestra cultura y se consolidaría de facto. En cualquier acto oficial, el vino estaría presente, sería un refrendo excelente».
Para conseguirlo, la AEPEV se ha puesto en marcha con los diferentes grupos políticos y la iniciativa ha contado con un apoyo unánime, también «favorecido por el hecho de que el vino está considerado como alimento», aunque los trámites para su aprobación legislativa supone todavía un largo camino. Murcia avanza que «vamos a intentar que los grupos parlamentarios acudan a Fenavin, un buen momento para convencerles. Lo importante es que  este tema está rodando».
Llegar a 100.000 firmas de cara a Fenavin «sería un poco atrevido», pero Murcia se muestra optimista ante la buena acogida de la campaña.
Fenavin se presentará como el altavoz perfecto para que este proyecto llegue a todos los rincones. No en vano, en la pasada edición celebrada en 2017 se realizaron más de 411.000 contactos comerciales y se recibieron más de 108.000 visitas, un 10% más que en 2015; de ellas, 52.613 fueron de  profesionales directos del sector del vino, 3.250 para expositores, 3.025 para medios de comunicación nacionales y 720 para medios internacionales, tal y como mostraba la propia organización de esta feria bianual en su balance.
El presidente de la AEPEV  confía en que la recogida de firmas llegue en su punto álgido a Fenavin, un evento que puede suponer un punto de inflexión en su sentido más positivo.
A favor no sólo se encuentra el enorme enraizamiento del vino con la cultura española, sino la visión más allá de nuestras fronteras. No sólo se trata de que España aumente su volumen de operaciones, con 3.186 millones de euros en exportaciones durante 2018 según el Observatorio español del mercado del vino, sino que también hay una identificación en la imagen. Al igual que se puede asociar a Escocia con el whisky o a Alemania con la cerveza, cada vez más se relaciona a España con el vino. Murcia expone que «hay países que han ido ganando terreno, como Sudáfrica o Australia, pero no cabe duda de que en Europa hablar de vino es hacerlo de España, Francia e Italia».


Manifiesto.  La AEPEV ha elaborado un manifiesto que, bajo el título ‘Vino es cultura’, llama a la defensa de este producto, además de su consumo desde la responsabilidad. «El vino ha forjado la personalidad, la identidad colectiva y el carácter de numerosos lugares. El vino, además de cultura, es garantía de supervivencia de pueblos y paisajes, y un atractivo turístico de primer orden», expone el manifiesto.