Cañizares acusa a Page de ir contra los intereses de España

N. S.
-
Cañizares acusa a Page de ir contra los intereses de España

El responsable del PP provincial considera que el freno al debate sobre este asunto demuestra que al presidente regional «le interesa más salvarse de la quema en las elecciones que el país»

El presidente del Partido Popular, Francisco Cañizares, afeó ayer al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el haber frenado, junto a Podemos, en las Cortes regionales la propuesta de su grupo de debatir sobre la negociación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con los separatistas y de que en Castilla-La Mancha, por lo tanto, «no se pueda hablar de esta cuestión». Para el popular, esta acción demuestra que el máximo dirigente socialista «está poniendo por delante sus intereses electorales antes que la defensa de los intereses de España».
Horas después de la rueda de prensa de Cañizares, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, anunciaba que el Gobierno da por rotas las negociaciones con los partidos independentistas «porque estos no aceptan el último documento del Ejecutivo sobre la mesa de partidos, en el que se pone de manifiesto que es «inviable» que se hable de autodeterminación.
Para Cañizares, Page demuestra con su postura que le preocupa «muy poco» que Sánchez «ceda soberanía a los separatistas en una reunión de partidos, que les dé categoría institucional cuando los catalanes no se la han dado en las urnas».
En este sentido, criticó al máximo responsable del Ejecutivo autonómico «por decir una cosa» en los medios nacionales «y votar lo contrario» en el Parlamento autonómico, «en vez de debatir sobre los gravísimos problemas que atraviesa la Atención Primaria en la región o explicar por qué ya no existe un convenio de colaboración con el Colegio de Podólogos para que puedan atender a los pacientes diabéticos». El presidente del PP recordó que los médicos están saliendo a la calle para denunciar «la nefasta gestión de Page», mientras que él «está demasiado ocupado en su campaña de maquillaje e impostura permanente».
«Es un tertuliano preocupado únicamente de su posición y de salvarse de la quema que se está produciendo en el PSOE y hace lo de siempre: apoyar a Sánchez y unirse a Podemos en contra de los intereses de España», sentenció Francisco Cañizares.