Valioso punto para el Alarcos

La Tribuna
-
Martín Molina lanza a portería en el partido ante Puente Genil - Foto: Pablo Lorente

El conjunto que dirige Javier Márquez, con el debut en partido oficial de Ángel Pérez, muestra carácter en un choque en el que logró recortar diferencias en los minutos finales hasta el 24-24 definitivo

El Vestas BM Alarcos ha sumado un punto muy valioso en la pista del Atlético Novás, conjunto que exigió lo mejor de los ciudadrealeños en un partido igualado a pesar de las rachas alternas.
El Alarcos regresaba a la competición después de disputar su último partido oficial el 16 de diciembre con el buen recuerdo del triunfo ante el Barça B (34-28). Quedaba por ver si la larga espera, aumentada por el compromiso aplazado ante el Antequera, podía pasar a los ciudadrealeños. Eso sí, también había expectación por la participación de Ángel Pérez de Inestrosa, que la semana  pasada decidía incorporarse al proyecto alarquista.
Brian Negrete mostró su acierto en los primeros compases. El capitán del Alarcos marcó tres tantos seguidos que permitían a los de Javi Márquez mandar en el marcador (4-5), aunque Iago Muiña salió en defensa de su equipo, que incluso estaba en inferioridad, para protagonizar dos buenas acciones que descompusieron a los ciudadrealeños.
De hecho, la exclusión de Jota Serrano superado el ecuador del primer acto coincidió con el peor momento de los alarquistas (9-5). La diferencia exigía una rápida respuesta y fue James Parker el encargado de frenar el buen momento local, reacción a la que se sumó Martín Molina con dos goles que ponían el 10-9 en el marcador.
El entrenador local, Ismael Martínez, se vio obligado a pedir tiempo muerto. Funcionó y al descanso mandaban los pontevedreses (12-9).
Tocaba remar en la segunda parte, sobre todo en la fijación de la defensa para evitar las acciones de Pedro Iglesias y Paulo Dacosta. Pero los locales se mostraban más expeditivos y continuaban con sus buenos porcentajes de eficacia en ataque.
Manu Díaz, sobresaliente en el segundo acto en un partido en el que concluyó con  7 goles, al igual que Brian Negrete, tomó la responsabilidad haciendo mucho daño desde el extremo al Atlético Novás. Los gallegos, que habían conseguido con firmeza mantener la ventaja, veían como un tanto del jugador alarquista ponía el 22-22 a falta de seis minutos para el final.
El partido entraba entonces en una fase totalmente distinta donde podía pasar cualquier cosa. Dos tantos consecutivos parecían presagiar lo peor, pero el primer tanto de Ángel Pérez de Inestrosa en partido oficial daba calma al Alarcos y sobre todo opciones (24-23).
Con los lógicos nervios de un final tremendamente ajustado, finalmente fue Manu Díaz el que conseguía el tanto que servía al Alarcos para sumar un empate en la complicada pista del Atlético Novás.
El próximo fin de semana el Vestas Alarcos volverá a jugar a domicilio, ya que en la primera jornada de esta segunda vuelta visitará la pista del Villa de Aranda, partido previsto para el sábado 26 de enero a las 19 horas.