La ONU advierte que la subida del nivel del mar es imparable

EFE
-

El estudio del IPPC explica que las consecuencias podrían ser incluso peores con una aceleración del aumento de las temperaturas en el mundo, por lo que considera que los Gobiernos tienen que adoptar acciones "urgentes y ambiciosas"

La ONU advierte que la subida del nivel del mar es imparable - Foto: PAULO CARRICO

El nivel del mar aumentará al menos 43 centímetros de aquí a 2100 en el mejor de los casos si no se actúa frente al cambio climático, lo que impactará tanto a grandes ciudades costeras como a pequeños territorios insulares, según alerta el primer informe específico sobre océanos y criosfera del Panel Internacional de Cambio Climático de la ONU, que se está presentando en Mónaco. 
El estudio revela que el cambio climático ha empezado ya a provocar frecuentes inundaciones, aumento del nivel del mar, una mayor pérdida de los glaciares y pérdida del permafrost.  Así, el IPPC concluye que las consecuencias podrán ser incluso peores con una aceleración del aumento de las temperaturas en el mundo, por lo que considera que los Gobiernos tienen que "necesariamente" adoptar acciones "urgentes y ambiciosas" para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero. 
Además, revela que los extremadamente elevados niveles del mar, que tienen una frecuencia de una vez cada cien años podrán golpear de forma habitual a muchas megaciudades y a pequeñas islas en 2050, incluso en un escenario de emisiones reducidas. 
En ese contexto, alerta de que de media a nivel mundial se puede alcanzar un aumento del nivel del mar de 43 centímetros en 2100 en el escenario de emisiones más bajo de un total de cuatro que se han considerado en el estudio. En el peor de los escenarios, el aumento medio del nivel del mar alcanzará 84 centímetros.  El informe ha sido realizado durante dos años por 104 expertos de 36 países y está basado en, al menos 7.000 publicaciones científicas y ha sido aprobado la pasada noche por representantes de 195 países en Mónaco.

 

Los oceanólogos exigen a los Gobiernos cambios inmediatos

Oceanólogos y ONG han exigido este miércoles a los Gobiernos el "fin de la negligencia" con los océanos, a los que definen como el "sistema de soporte vital de la tierra", tras el informe especial del Panel de Expertos de la ONU sobre cambio climático (IPCC) que advierte de que el océano empieza a "desmoronarse". 
Hoy por la mañana en Mónaco, el IPCC está presentando el 'Primer Informe especial sobre el Océano y la criosfera en un clima cambiante', elaborado por más de 100 científicos de 36 países y que revela el alcance del cambio climático en el medio marino, ya que los océanos y sus servicios "empiezan a mostrar signos de desplome" y que el nivel del mar podría subir cerca de un metro si la temperatura global aumenta 3ºC. 
Según el grupo de oceanólogos de la iniciativa OneOcean, el informe refleja precisamente lo que los científicos marinos y las ONG vienen diciendo desde hace años: que el océano está empezando a desmoronarse bajo una infinidad de factores de presión innecesarios que van de la sobrepesca a la contaminación, a lo que se añade además el colapso climático. Además, alertan de que el efecto del colapso climático es "el más grave" porque crea acidificación, sobrecalentamiento y desoxigenación y avisan de que estos tres factores han concurrido en todos los eventos de extinción masiva durante la historia de la Tierra y que, los tres están "activos ahora en el océano". 
El profesor Dan Laffoley, de la CMAP de la UICN, ha manifestado que el planeta es un mundo oceánico, movido y regulado por un océano único. "Estamos llevando ese sistema de soporte vital al extremo de su capacidad mediante el sobrecalentamiento, la desoxigenación y la acidificación", alerta. Asimismo, insiste en que el tiempo de las llamadas de atención quedó atrás y ahora es necesario guiares por el propio interés y con conocimiento de causa para emprender acciones que protejan el océano y el clima, y, a la vez, a la humanidad. 
El informe, según estos expertos añade también que las escalas temporales por las que se rige el océano significan que los cambios que ya se han introducido en su sistema seguirán operando durante cientos de años.  Por tanto, aunque se emprendan acciones inmediatas para frenar el aumento de la temperatura y recortar las emisiones de CO2 , los servicios que presta el océano al planeta podrían seguir estando en peligro. 
Por ello, inciden en la importancia de controlar todos aquellos factores adicionales de presión que sí se pueden controlar, como la sobrepesca y la contaminación, así como la destrucción de hábitats, ecosistemas y biodiversidad, que se pueden atajar para mejorar la capacidad de los océanos de resistir a la crisis climática. 
Por su parte, Lisa Speer, del Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales, ha sentenciado que el océano "está enfermo" y que es preciso "eliminar ya" algunas de las causas de esa enfermedad para que tenga una oportunidad mejor de resistir los estragos del colapso climático. "Es como curar la neumonía para que el cuerpo humano pueda resistir mejor el cáncer", ha comparado. 
Por su parte, Greenpeace pide a España y al conjunto de los países que adopten objetivos de reducción de emisiones "más ambiciosos" porque es una "necesidad crítica" para hacer frente a la emergencia climática y proteger los océanos. Para la ONG el informe es "escalofriante y concluyente" y advierte de que los impactos de las emisiones de carbono producidas por el ser humano son mucho mayores y se están produciendo mucho más rápido de lo previsto. La responsable de la campaña de Cambio Climático de Greenpeace, Tatiana Nuño, asegura que "evitar las peores consecuencias para nuestro planeta requiere de una acción política sin precedentes". 
Finalmente, la ONG confía en que este informe del IPCC sea el "revulsivo definitivo" para que la clase política forme un Gobierno comprometido con la reducción de emisiones, al menos un 55 por ciento en 2030 y con lograr la neutralidad climática en 2040. 
"España es uno de los países más vulnerables de Europa frente al cambio climático, con cerca de 8.000 kilómetros de costa, donde millones de personas viven y dependen de un mar y unas zonas costeras saludables", concluye Nuño. 
Greenpeace forma también parte de una coalición de 50 ONG --entre las que participan Ecologistas en Acción, Fundació ENT, Submon, Depana,y Asociacion plataforma 'El Chorlitejo' para la defensa del litoral del sureste de Gran Canaria-- que ha enviado una carta a dirigentes de la UE y a varios presidentes de Gobierno, entre ellos Pedro Sánchez, en la que  les insisten "urgentemente" a aumentar las posibilidades de supervivencia del océano frente a la degradación del clima. Para ello, reclaman que eliminen los factores de estrés del océano frente a la degradación del clima que estén a su alcance. 
En concreto, en la carta instan a los líderes de la UE a acabar con la sobrepesca y la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada y a cumplir plenamente de aquí a 2020 los objetivos de la Política Pesquera Común; a poner en marcha el Tratado de Alta Mar a finales de 2020; proteger al menos el 30 por ciento del océano a través de áreas implantadas, altamente protegidas y totalmente protegidas para finales de 2030, y el 70 por ciento restante del océano sea gestionado de forma sostenible. Asimismo, piden una moratoria cautelar de toda la minería de los fondos marinos.