Extraen bellotas de hachís a 6 personas

Pilar Muñoz
-

Tras constatar el Hospital de Puertollano las sospechas fueron dados de alta y ayer mañana volvieron a llevar a dos mujeres, una de ellas ya había expulsado la droga y la otra aún tenía

Extraen bolas de hachís a 6 personas - Foto: Fotos Rueda Villaverde

Seis personas, entre las que se encuentran al menos dos mujeres, han sido detenidas acusadas de un presunto delito de tráfico de drogas tras constatarse que llevaban dentro de sus cuerpos bellotas de hachís, han asegurado a La Tribuna fuentes próximas a la investigación.
Según ha podido saber este diario, agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad llevaron a los detenidos la tarde del pasado jueves al Hospital Santa Bárbara de Puertollano ante la sospecha de que pudieran ocultar dentro de sus cuerpos algún tipo de sustancia estupefaciente. Después de ser examinadas, de realizarles unas radiografías y prestarles asistencia sanitaria, recibieron el alta médica y quedaron bajo la custodia policial por un presunto delito de tráfico de drogas al haberse comprobado que  en el interior de sus cuerpos ocultaban bellotas de hachís.
Ayer por la mañana, según ha podido saber este periódico, los agentes llevaron de nuevo a dos de las mujeres detenidas al Hospital  Santa Bárbara de Puertollano para ver si habían expulsado la droga. En el caso de una de ellas sí, mientras que la otra aún tenía sustancias estupefacientes en el interior de su cuerpo, indicaron otras fuentes.
De este modo, no pudieron pasar a disposición judicial, si bien todo dependía de cómo se sucedieran los acontecimientos. En cualquier caso, en un principio pesa sobre estas seis ‘mulas’ (personas que transportan droga dentro del cuerpo) un presunto delito de tráfico de estupefacientes.  
De momento, no ha transcendido el peso de las bellotas de hachís y el valor que podría alcanzar en el mercado negro. Tampoco se conoce en qué lugar se practicaron las detenciones (sólo que ha sido cerca de Puertollano) y de dónde procedían los detenidos ni el hachís que llevaban dentro de su organismo. La investigación policial sigue abierta, han asegurado a este diario fuentes cercanas a los investigadores.  
Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad advierten del «grave riesgo» que corren las personas que ingieren la droga para ‘pasarla’ oculta dentro de su cuerpo. Si no se expulsa, la persona puede entrar en coma y morir en pocas horas.