scorecardresearch

Crecen las quejas ante el Defensor del Paciente

EFE / La Tribuna
-

La asociación El Defensor del Paciente recibió en 2021 un total de 692 denuncias por negligencias médicas: 186 se localizaron en la provincia de Ciudad Real, frente a las 128 contabilizadas un año antes

Crecen las quejas ante el defensor del paciente

 La asociación El Defensor del Paciente recibió en 2021 un total de 692 denuncias por negligencias médicas, un 27 por ciento más que en 2020 cuando se registraron 506 denuncias, y del total, 40 han tenido resultado de muerte, según recoge la memoria anual de esta asociación que ha presentado este lunes. En Ciudad Real, el total de quejas presentadas asciende hasta las 186 cuando un año antes fueron 128 y en 2019 se contabilizaron 149. Las principales denuncias tienen que ver con las listas de espera, cirugía general, Urgencias, Traumatología y Ginecología y obstetricia.

A nivel nacional, esta asociación recibió un total de 13.156 denuncias por negligencias médicas (2.647 más que en 2020), lo que supone un aumento del 25 %, de las que 628 fueron con resultado de muerte (100 más que un año antes), según recoge esta asociación en la memoria anual presentada este lunes.

El servicio más denunciado en 2021 a nivel nacional fueron la listas de espera debido a que la enfermedad del paciente se agravó o el mismo falleció por el retraso en la intervención. El resto de servicios que recopilan más denuncias por negligencias médico-sanitarias fueron, por este orden, cirugía general, traumatología, ginecología y obstetricia, odontología y maxilofacial, transporte sanitario y ambulancias, cardiología, oncología y anestesia y reanimación.

En cuanto a los datos de Castilla-La Mancha, la asociación señala que, junto con Castilla y León, son las dos comunidades autónomas donde más se ha incrementado el porcentaje de denuncias, aunque ha añadido que, si en Castilla-La Mancha se compara con los datos entre 2016 y 2018, cuando se produjeron unas 750 denuncias al año, "son niveles que distan considerablemente" de ese periodo.

Del total de 692 denuncias, 219 se han registrado en la provincia de Toledo, 186 en Ciudad Real, 137 en Guadalajara, 112 en Albacete y 38 en Cuenca y el hospital más denunciado ha sido el Complejo Hospitalario de Toledo, seguido del Hospital General de Ciudad Real, el Hospital Universitario de Guadalajara, el Complejo Universitario de Albacete y, en quinto lugar, el Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina (Toledo).

La memoria anual de esta asociación también ha situado a Castilla-La Mancha como la región de toda España en la que un paciente debe esperar para una intervención quirúrgica, hasta 189 días, frente a los 121 días de media nacional, con una lista de espera quirúrgica con 32.558 pacientes a cierre de 2021.

"Las cifra que soportan los castellanomanchegos son discriminatorias", ha considerado esta asociación, que ha señalado que ramas como ginecología, neurocirugía, otorrinolaringología y traumatología se encuentran "en números rojos" puesto que superan los seis meses de media

Incluso ha tachado de "intolerable" que para una consulta en Oftalmología en el Hospital Provincial de Toledo se ha dado cita para febrero de 2023.

También ha señalado que "otra de las flaquezas" de la sanidad pública castellanomanchega es "la escasez de médicos que, además, ha conllevado que la atención en las zonas rurales, y más despobladas, no esté garantizada", por lo que a su entender, "se precisan cambios organizativos importantes".

Al hilo de esto y pese a la falta de personal que hay debido a la crisis sanitaria, la asociación ha denunciado "irregularidades que existen en la bolsa de empleo público del Sescam" y ha considerado que "no es de recibo que lleve sin baremar desde 2018, es decir, sin actualizar los méritos de sus trabajadores".

Según esta asociación, "capítulo aparte merece los continuos episodios de caos y colapso en las Urgencias del Virgen de la Salud (Toledo), con situaciones vergonzosas", que a su juicio es el "vivo reflejo de la pésima gestión del Gobierno regional", que "ha abordado el traslado desde la improvisación sin respetar la calidad asistencial y la buena atención a los pacientes".

Para el Defensor del Paciente, este aumento de denuncias a nivel nacional supone que la sanidad pública en España "no remonta": "Negligencias médicas, listas de espera, saturación en urgencias, falta de profesionales y escasez de material", y también subraya que "la excusa de la covid-19 ya no cuela y que lo que la pandemia ha dejado al descubierto son las vergüenzas del sistema sanitario".