El coste de emanciparse cae para los jóvenes de Ciudad Real

Hilario L. Muñoz
-

El Consejo de la Juventud de España cifra en un salario de 861,35 euros al mes el mínimo para irse de casa en la provincia

El coste de emanciparse cae para los jóvenes de Ciudad Real - Foto: Rueda Villaverde

Irse de casa de los padres se ha convertido en una aventura que cada vez se realiza de forma más tardía por los jóvenes de la provincia de Ciudad Real y de Castilla-La Mancha. Se trata de una situación que hace unos días puso de relieve el Consejo de la Juventud de España con su observatorio de la emancipación, en el que analiza cómo se encuentra el acceso a la vivienda para los jóvenes entre los 16 y los 29 años y donde marcaron que solo el 18,5% de estas personas estaban emancipadas en el primer semestre de este año. Se trata de una situación general y que en Castilla-La Mancha es aún peor con solo el 17,3% de la población menor de 30 años fuera de casa de los padres, por debajo de la media estatal, y sin apenas alquiler como modo de encontrar vivienda. La clave, en el caso castellano-manchegos, se encuentra en que se emancipan al cambiarse de provincia, ya que hasta un 13,7% de las personas jóvenes entre 16 y 29 años y un 25,7% de las que tienen entre 30 y 34 años se ha trasladado desde la región a otro punto para iniciar esa vida. Esto ocurre, a pesar, de que las condiciones para emanciparse se han reducido en algunos puntos, como la provincia de Ciudad Real, donde el Consejo de la Juventud sitúa en menos de 900 euros el sueldo mínimo con el que dejar el hogar paterno, gracias al menor coste de la vida y del alquiler.
De este modo, el análisis pormenorizado, provincia a provincia, facilitado por el Consejo de la Juventud de España a La Tribuna, fija en los 10.336,25 euros los ingresos mínimos anuales para acceder a una vivienda ya sea en propiedad o en alquiler. Se trata de un salario de 861,35 euros, un 2,39 por ciento menor de lo que debía destinar un joven entre 16 y 29 años hace solo un año.
El dato es una muestra de que el precio de la vivienda se ha reducido en la provincia, con el recuerdo de que el Consejo de la Juventud marca un máximo de un 30 por ciento de los ingresos al pago del hogar. El año pasado ese ingreso mínimo era de 10.589,60 euros. Este dato implica que un hogar joven, formado por dos personas jóvenes, donde el salario de ambos suma de media 19.409,43, supera las necesidades para iniciar una vida fuera de la casa de sus padres, según los mismos datos del análisis del Consejo de la Juventud., no así para una persona en solitario, donde el salario anual medio en Castilla-La Mancha es de 9.761,43 euros, lo que implica que aún necesitaría apoyos económicos y una mejora salarial para comenzar la vida.
Pese a estas cifras, los datos del Consejo de la Juventud de España indican que los jóvenes ciudadrealeños emancipados destinan un 34,7 por ciento de sus ingresos al pago de una vivienda, casi un punto menos que hace un año, mientras que un hogar joven destina el 17,2 por ciento de los ingresos a esa vivienda, un 1,37 por ciento menos. Ambos datos significan que una persona en solitario cuando opta por emanciparse antes de los 30 años, destina más de lo que debería al pago de la hipoteca. En cuanto al alquiler de un piso compartido el dinero destinado es del 11,2 por ciento en el hogar joven y del 22,6 por ciento para una persona asalariada, la cifra se eleva al 26,1 por ciento y al 52,6 por ciento, cuando el alquiler se hace en solitario.
 En este sentido, Ciudad Real es la provincia donde con menos necesidades económicas se puede plantear la emancipación en Castilla-La Mancha. Por encima se encuentra Cuenca, donde el Consejo de la Juventud de España sitúa en 902,09 euros el salario el mínimo para emanciparse antes de los 30 años, una cuantía que también cae. Mientras en Toledo, con 978,94 euros; Albacete, con 1.116,54; y Guadalajara, con 1.301,74, sube ese salario necesario para irse de casa, según este observatorio de la emancipación. El ingreso mínimo en Castilla-La Mancha se sitúa en los 1.039,21 euros, con un incremento del dos por ciento respecto a los mismos datos del año pasado del Consejo de la Juventud de España.


Lejos de casa y la tierra. «Uno de los datos que sí que nos ha llamado mucho la atención es que los jóvenes se emancipan fuera de sus comunidades autónomas», explicó Claudia Reigosa, del Consejo de la Juventud de España, al referirse a los datos en general que se plantean en el estudio sobre emancipación. Esto provoca que haya comunidades como Madrid que superan la media de emancipación de jóvenes y otras como la región donde son menores. Par ala integrante del Consejo de la Juventud, «hay muchas personas que no tienen posibilidades de emanciparse en sus comunidades autónomas por la falta de posibilidades laborales en su tierra», apuntó la integrante de la organización. «Que no exista la posibilidad de emanciparse en la propia comunidad acaba siendo un problema», recordó con esa idea de que cualquier persona debería tener la posibilidad «de vivir en su propia comunidad y en su propio ambiente». No hay que olvidar que Ciudad Real es la cuarta provincia de España que más población perdió en el año 2019 según los datos del padrón publicado este mismo viernes.
En este sentido, un segundo aspecto que remarcan desde el Consejo de la Juventud de España es que lo normal es que las personas jóvenes «no se emancipen solas», algo que provoca que haya amplias variaciones en los datos en función de las comunidades.  En este sentido, en Ciudad Real la diferencia entre hacerlo en solitario o en compañía implica rebasar o no ese límite del 30 por ciento del salario destinado al pago de la vivienda, según las cifras aportadas en el observatorio por el Consejo de la Juventud de España.