Albacete supera a la provincia en el Defensor del Paciente

H. L.M.
-
Albacete supera a la provincia en el Defensor del Paciente - Foto: TOMÁ?S FERNÁ?NDEZ DE MOYA

Un total de 187 personas denunciaron presuntas negligencias médicas a través de esta organización, doce más de las que hubo el pasado año y además se reclama mejor servicio

El balance de gestión del año 2018 de la asociación Defensor del Paciente refleja un incremento de los casos denunciados en la provincia de Ciudad Real, aunque en este caso, hay una disminución de las situaciones referidas al Hospital General Universitario de Ciudad Real, ya que pasa de la segunda posición, en la que esta organización lo suele situar a la tercera, a costa del aumento del Hospital General Universitario de Albacete.
En datos, fueron 187 personas las que presentaron casos sobre la sanidad de la provincia de Ciudad Real. La cifra es la tercera mayor de la última década, por detrás de los 189 que hubo en 2014 y 2016 y de los 197 casos registrados en el año 2013, la cifra récord en la organización. En Castilla-La Mancha hubo 749 casos, con Toledo como provincia destacada con 267, tras la que se sitúan Ciudad Real, Albacete (132), Guadalajara (120) y Cuenca (43). Hay un crecimiento en todas las provincias salvo en Cuenca, ya que el año pasado fueron 706 los casos.
La provincia, más allá de las cifras, aparece en la memoria reflejada por el caso de un paciente ya contado y publicado en la prensa. «Otra prueba de la nefasta gestión son dos sentencias condenatorias al Sescam, en noviembre, obtenidas a través de nuestros servicios jurídicos. En una se sancionaba por la muerte de un paciente como consecuencia de un error y retraso en el diagnóstico en cáncer de próstata pese a acudir 25 veces a diferentes servicios de Urgencias de Ciudad Real. En la otra se condenaba por un retraso de 10 meses en tratar un cáncer agresivo, en el Hospital de Talavera de la Reina, también con resultado de fallecimiento», se indica en el texto. «A decir verdad, los castellano-manchegos están más que hartos y desconcertados por las desavenencias diarias en las que la clase política se encuentra enfrascada, dentro de una batalla mediática, por quién está en poder de la verdad sobre las cifras de las listas de espera», se expone.
«Hay denuncias, reclamaciones por maltrato y trato vejatorio, denuncias con daño e incluso con lista de espera», recordó la presidenta de la entidad, Carmen Flores. La presidenta señaló que se habla de lista de espera y de personas que «han sufrido un agravamiento en su situación y es denunciable», en casos como el cáncer que debe tener una «espera cero». «Esto está pasando mucho tanto en Castilla-La Mancha como en otras comunidades y hay que hacer inmediatamente las pruebas».
Flores afirmó que existe «una falta de profesionales escandalosa, tanto de pediatras como de especialistas y médicos de familia» por lo que la entidad cree que hay que hacer «una reflexión que debe venir de la propia comunidad autónoma y del Gobierno». «Hay comunidades que necesitan más dinero para solventar el problema que tiene y una de ellas es Castilla-La Mancha y esto se debe exigir porque si no ocurre no se van a solucionar los problemas grave», advirtió la defensora del paciente.