Varios vecinos siguen sin teléfono en Navas de Estena

A. Criado / La Tribuna
-

Varios vecinos siguen sin línea de teléfono ni internet en Navas de Estena cuatro días después de una avería en la red eléctrica que dejó sin luz más de 24 horas a este pequeño pueblo de la comarca de Montes

Varios vecinos siguen sin teléfono en Navas de Estena - Foto: Fotos Rueda Villaverde

El alcalde de Izquierda Unida en Navas de Estena, Isidro Corsino, mostró su indignación ante una avería en la red eléctrica que dejó a este pequeño municipio de la comarca de Montes más de 24 horas sin luz. Los vecinos estuvieron casi un día y medio sin recuperar la línea de teléfono móvil, fijo e internet y este lunes todavía había algunos que no podían hacer uso de estos servicios. En un comunicado conjunto con el alcalde de Zarzuela de Jadraque (Guadalajara), Corsino afirmó que mientras que el Gobierno regional habla de desarrollo rural o la lucha contra la despoblación, «estas averías de luz y telefonía ocurren frecuentemente en los pueblos de la región». Pidió al Ejecutivo de Emiliano García-Page «más actuaciones serias y menos declaraciones rimbombantes», ya que «la responsabilidad de legislar y de exigir a las empresas que cumplan con su obligación para que esto no ocurra es la de la Administración regional». El alcalde de Navas de Estena, un municipio de apenas 220 habitantes, explicó que el corte en el suministro de luz se produjo el pasado viernes a las siete de la mañana y que la avería no se resolvió hasta 12 horas después, a las siete de la tarde. Sin embargo, pasaron 36 horas hasta que técnicos de Movistar se desplazaron a la localidad para intervenir y que sus abonados volvieran a poder utilizar internet y las líneas de telefonía móvil y fija. Sin embargo, enfatizó Corsino, hay vecinos que tienen contratos con otras compañías, Vodafone y Orange, «y todavía están a la espera», cuando ya han transcurrido cuatro días desde la avería. «La situación ya no es tan grave, pero sí es incómoda para estas personas que tienen que acudir a un familiar o amigo para hacer alguna llamada urgente. Una situación especialmente delicada para los propietarios de bares y casas rurales en estas fechas navideñas. «Algunos han tenido que recorrer más de 30 kilómetros para encontrar cobertura y poder hacer los pedidos», sentenció.