El hospital amplía las horas de la consulta de ostomaterapia

La Tribuna
-
El hospital amplía las horas de la consulta de ostomaterapia

El Hospital La Mancha Centro de Alcázar de San Juan, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), ha ampliado tres días más a la semana el horario de la consulta de estomaterapia

El Hospital La Mancha Centro de Alcázar de San Juan, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), ha ampliado tres días más a la semana el horario de la consulta de estomaterapia. A partir de ahora, esta consulta permanecerá abierta de lunes a viernes, de 11.30 a 15.00 horas. Una medida que pretende, además de cubrir la creciente demanda de ostomizados, dar mayor cobertura y mejorar los cuidados que necesitan estas personas. La ostomía es el término con el que se designa la comunicación de un órgano con la pared abdominal mediante una intervención quirúrgica con la finalidad de suplir las vías naturales de excreción o de alimentación cuando éstas se interrumpen por cualquier causa clínica. En esta consulta son tratados los estomas de eliminación. Según el tiempo de permanencia pueden ser temporales, si una vez resuelta la causa que las ha originado se puede restablecer la función normal del aparato afectado; o definitivas, si no existe solución de continuidad. Muchas ostomías están relacionadas con una cirugía de resección de colon. Las tres enfermeras estomaterapeutas que trabajan en el Hospital La Mancha Centro hacen una valoración integral del paciente y su entorno, aportan información, detallan la dieta a seguir, realizan los cuidados y ayudan y animan al paciente para que se incorpore lo mejor y antes posible a su vida familiar, laboral y social. En definitiva, hacen un seguimiento integral al paciente, desde el diagnóstico, antes de la intervención, en el postoperatorio y, también, después de recibir el alta hospitalaria. En este proceso forman sobre el autocuidado que necesitan e instruyen en el manejo de los dispositivos. Hay que tener en cuenta que ser portador de una ostomía puede originar en el paciente problemas físicos, emocionales, sociales y dificultades en el manejo técnico del estoma. Además, deben aprender nuevos hábitos de higiene o desarrollar habilidades para el cambio del dispositivo que resuelva posibles molestias en la adherencia a la piel. La consulta de estomaterapia les aporta seguridad, ya que el paciente sabe que todas las dudas o complicaciones que pudieran presentarse van a ser resueltas por enfermeras especializadas.