Duro varapalo para el Viña Albali Valdepeñas (1-6)

Eduardo Gómez
-
Chino supera a Xavi Cols. - Foto: ACP-FSV

El Peñíscola apela al oficio para golear al conjunto vinatero (1-6) en un choque marcado por decisiones arbitrales en momentos claves y por la falta de pegada de los manchegos, que se han venido abajo en el tramo final.

El Viña Albali Valdepeñas ha comenzado el año 2019 con una abultada derrota ante el Peñíscola (1-6), en un partido donde el oficio de los visitantes y algunas decisiones arbitrales en momentos cruciales han resultado determinantes, antes del derrumbe de los locales en los últimos minutos, donde han vuelto a aparecer los viejos fantasmas de fragilidad de la primera vuelta. El Peñíscola, conjunto clasificado para la Copa de España, le ha vuelto a mostrar la exigencia de la categoría a un Viña Albali Valdepeñas sin pegada en ataque y que cuando más cerca parecía del empate se fue a la lona con el 1-3. Una desconexión imperdonable a este nivel de competitividad.

 

El 0-2 con el que se ha llegado al descanso ya ha sido un castigo demasiado severo para los pupilos de David Ramos. Los valdepeñeros las han tenido de todos los colores, pero su falta de eficacia y el acierto del portero Molina ha impedido que abriesen su cuenta goleadora. Enfrente, un Peñíscola con un tremendo oficio y que ante las dificultades en la elaboración no ha dudado en practicar un juego más directo con el pivote.

 

Con el mismo quinteto inicial que en el Trofeo Diputación, el Viña Albali Valdepeñas ha dispuesto ya de su primera gran oportunidad a los 24 segundos, cuando Chino ha servido a Dani Santos y éste no ha podido superar a Molina en su salida.

 

El trabajo de Thiago en el pivote y los lanzamientos lejanos de Chino han generado el principal peligro de los azulones, con los que debutaban en Liga Lluc y José Mario.

 

Cinco minutos ha tardado el Peñíscola en dar señales de vida en ataque, pero lo cierto es que cuando lo ha hecho se ha mostrado como un bloque tremendamente peligroso. Los de Juanlu, con las ideas muy claras, han sabido también provocar fallos en los jugadores locales, y de esta forma han llegado sus primeras oportunidades.

 

Aunque el choque era intenso, la primera falta no llegó hasta el minuto 10 y tras una fase en la que Chino y Thiago han acariciado el gol en varias oportunidades, ha llegado el 0-1. En un saque de esquina Xavi Cols no ha acertado con la volea y el balón se ha quedado muerto en el área, donde Juan Emilio ha fusilado a Mendiola. La ha tenido José Mario para empatar y después una acción entre Dani Santos y Manu García se ha estrellado en el palo.

 

Se resistía el gol y el revés ha sido aún mayor cuando en el minuto 17, en una acción en la que parecía que el balón había salido, Juan Emilio batía a Mendiola en su salida para hacer el 0-2.

 

Tras la reanudación, un grave error de Chino estuvo a punto de costar el tercero a los manchegos y poco después Raúl Gómez estrellaba el cuero en el larguero. Han sido cinco minutos de ‘pájara’ que el Valdepeñas ha terminado superando con una doble oportunidad de José Mario y otra de Mimi. El cansancio y la necesidad local han provocado que el choque se haya abierto definitivamente, con margen también para la polémica arbitral.

 

Tanto ha llamado a la puerta el Viña Albali Valdepeñas que ha terminado por derrumbarla en el minuto 30, con un tanto de Thiago en un saque de esquina. Y casi seguido ha llegado de nuevo la conexión Mendiola-Dani Santos, que a punto ha estado de repetir el golazo ante O Parrulo, pero su acrobático remate lo ha atajado como ha podido un inmenso Molina.

 

El Infierno de La Mancha ha rugido y cuando más cerca parecía el empate en medio de esa efervescencia, una falta no pitada sobre Chino ha generado una contra en la que Rubén Gómez, máximo artillero del Peñíscola, no ha perdonado para firmar el 1-3. Este mazazo ha despertado viejos fantasmas y en un clamoroso error de marca, Gava ha marcado el 1-4 en un saque de banda de Isi. Ya con Mimi de portero-jugador, Juan Emilio ha dejado el sello de su calidad en el 1-5 y Orzáez ha aprovechado otro error atrás para anotar el definitivo 1-6. Kike y Mimi se estrellaron con el palo para haber maquillado el marcador de un partido que deja a los valdepeñeros en una situación delicada.