Piden 7 años de cárcel por intentar matar a otro a hachazos

Pilar Muñoz
-
El juicio se va a celebrar en la Audiencia Provincial - Foto: Rueda Villaverde

Los hechos que va a enjuiciar la Sección Primera de la Audiencia de Ciudad Real ocurrieron la noche del 19 de marzo de 2016 en Puertollano cuando tras una discusión un hombre hirió a otro tras asestarle un golpe en la cabeza con un hacha

La Fiscalía pide siete años de cárcel para un hombre acusado de un delito de tentativa de homicidio cometido la noche del 19 de marzo en Puertollano. Según la crónica de los hechos de la fiscal, el encausado, que responde a las iniciales F. M. D. R., se dirigió a la vivienda de otro hombre con el que previamente había mantenido una fuerte discusión en un bar de Puertollano. Tras llamar a la puerta de la vivienda, nada más abrir el inquilino ambos volvieron a enzarzarse en otra discusión que acabó cuando el acusado cogió un hacha, con un astil de madera de unos 60 de longitud, y le asestó varios golpes en la cabeza. Instantes después el presunto agresor se daba a la fuga, dejando al herido sangrando abundantemente.
El hombre, que entonces tenía 39 años, fue trasladado al Hospital Santa Bárbara de Puertollano y, según describe la fiscal en su escrito de acusación, sufrió un traumatismo craneo-encefálico con fractura y hundimiento de bóveda craneana en temporal izquierdo consistente en una herida inciso contusa de seis centímetros en la región parietal izquierda y una herida paralela a la anterior de uno cuatro centímetros en región ciliar izquierda y dos más inciso-contusas en el parietal izquierda de tres centímetros de longitud.
El herido, que presentaba otras lesiones también de gravedad, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente y necesitó un total de 325 días para su estabilización, quedándole como secuelas la pérdida de sustancia ósea que necesitó de una craneoplastia, daño neuropsicológico en grado moderado y un perjuicio estético ligero constituido por las cicatrices en cuero cabelludo no visibles y el área de hundimiento.
Unos días después de los hechos, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Puertollano dictó una orden de alejamiento del acusado respecto a la víctima. Se le prohibió acercarse al agredido a una distancia inferior de 50 metros durante diez años, así como a comunicarse con él por cualquier medio o procedimiento verbal o escrito.
La fiscal además de la pena privativa de libertad, pide una indemnización de 19.325 euros por las lesiones causadas y 119.928 euros por las secuelas. También pide que en el caso de condena de prisión se aplique el Estatuto de la Víctima respecto a informar a la víctima de los permisos penitenciarios, clasificaciones de grado y demás resoluciones previstas. El juicio está previsto que comience el día 5, a las 10.00 horas, en la Audiencia.