scorecardresearch

Sostenibilidad y eficiencia energética, palancas de recuperación

Javier D. Bazaga
-

Los fondos europeos de reconstrucción se han convertido en una oportunidad para transformar la economía y caminar hacia un modelo energético más responsable. El foro organizado por La Tribuna y BBVA abordó esta transición desde distintos ángulos

Cuatro son los ejes sobre los que va a pivotar la transformación de la economía que va a generar la llegada de los fondos europeos de reconstrucción –Next Generation EU–: transición ecológica, transformación digital, cohesión social y territorial, e igualdad. El primero de ellos pretende provocar una auténtica revolución en muchos de los modelos productivos que hoy incorporan las empresas de nuestra región, grandes y pequeñas, y que van a tener que adaptarse para afrontar un futuro en el que la sostenibilidad y la eficiencia energética no solo son una necesidad, sino que se pueden convertir en auténticas palancas para la recuperación económica.

 

La Tribuna y BBVA han organizado un foro virtual informativo para abordar la transición energética desde la perspectiva de la oportunidad que supone aprovechar los fondos de recuperación para acometer inversiones en la mejora de la eficiencia energética de las empresas, que acabarán siendo necesarias antes o después. De hecho, para Damaris Medina, adjunta a la Dirección de Ateinsa, consultora especializada en este ámbito, se trata de un «salto cualitativo que tenemos que realizar», y no duda en que «el momento es ahora» con la oportunidad que brindan los fondos europeos. La responsable de esta consultora, con más de 40 años de experiencia en asesoramiento y la tramitación de ayudas, cree que aquellos que estén pensando en acometer inversiones para realizar ese cambio en sus procesos productivos «lo tienen que hacer ahora para que se puedan nutrir de estos fondos» ya que van a ser dos años con ellos a disposición de las empresas y las administraciones, y «es importante que las empresas se asesoren muy bien».

El foro sobre sostenibilidad y fondos europeos puso de manifiesto la necesidad de abordar una transición energética pensando en el largo plazo.El foro sobre sostenibilidad y fondos europeos puso de manifiesto la necesidad de abordar una transición energética pensando en el largo plazo.

 

Es algo a lo que también anima el director general de Transición Energética del Gobierno de Castilla-La Mancha, Manuel Guirao, que no dudó en poner a disposición de pymes y particulares su departamento, dependiente de la Consejería de Desarrollo Sostenible de la Junta, para recibir ese asesoramiento e información de las distintas líneas de ayuda que van llegando, y ante las que ya se han ido preparando para tener las herramientas para que esos fondos lleguen de forma rápida, y «poder tramitarlos de forma sencilla y ágil». Guirao menciona el trabajo que están haciendo desde la Administración regional de manera conjunta con los ministerios para identificar las prioridades de cada comunidad autónoma y poder dirigir bien los recurosos a todas esas necesidades. En lo que hace hincapié es en la importancia de anticiparse por parte de las empresas a la hora de identificar en qué aspectos se puede mejorar en eficiencia o reducción de residuos para diseñar los proyectos. El objetivo no es otro que tenerlos listos para cuando lleguen esos fondos, y no esperar. «La empresa que tenga los proyectos preparados estará en mejor disposición para aprovechar esos fondos» advierte, aunque matiza que «es importante que nos adelantemos todos». No obstante, puso por delante la voluntad del Gobierno regional, mostrando el compromiso que ya supone tener una dirección general que lleva el nombre de Transición Energética.

 

Las fórmulas de eficiencia basadas en el autoconsumo son una de las opciones más pujantes en los proyectos de transiciónLas fórmulas de eficiencia basadas en el autoconsumo son una de las opciones más pujantes en los proyectos de transición - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Sostenibilidad en el ADN

Sin embargo, tenemos ya ejemplos de empresas que no solo han dado el paso, sino que llevan parte del camino recorrido. «La sostenibilidad ha formado siempre parte de nuestro ADN» asegura Antonio Cano, director general de 'El Conchel Original Food', compañía dedicada a la industria cárnica que se encuentra celebrando sus 30 años, y que siempre ha implementado procesos de ahorro energético o de aprovechamiento de residuos. La última, y una de las mayores transformaciones que han acometido en esta empresa, es la instalación de energía fotovoltaica para abastecerse. «Hoy el 35% de la energía que consumimos en los procesos procede de esta energía» cuenta Cano como uno de los éxitos en este tránsito hacia la eficiencia, aunque ya en los años '90 aprovechaban el calor residual de sus instalaciones para convertirlo en agua caliente.

 

Hace dos años que realizaron esta operación que hoy considera «una muy buena inversión», a pesar de reconocer que «todavía nos está castigando» en la cuenta de explotación. Sin embargo, el responsable de esta empresa que arrancó como una carnicería con sus padres y hoy está presente en 25 países, tiene claro que la eficiencia y la sostenibilidad no se aplica pensando en la rentabilidad a corto plazo, sino en un proyecto a largo plazo que va más allá de lo económico, y alcanza a la «responsabilidad con el mundo que queremos dejar a nuestros hijos y nuestros nietos».

 

Antonio Cano asegura tener nuevos proyectos encima de la mesa para seguir dando pasos hacia esa transición energética, y también ve una oportunidad en estos fondos europeos para aprovecharlos, consciente de que «siempre hay algo de burocracia».

 

Asesorar y financiar

En este sentido el papel de las administraciones será clave, como refería Manuel Guirao, para «facilitar y agilizar». Pero si hay otro agente que será indispensable en la gestión de estos fondos son las entidades financieras, que van a ser las encargadas de canalizarlos para que lleguen al tejido productivo, de manera que sean empresas, pymes y autónomos los que realmente se vean beneficiados dando así impulso a toda la economía. «Nos encontramos en un momento único en el que las empresas tienen que apostar por proyectos encaminados a ser más eficientes» señala Juan Antonio Prieto, responsable del Segmento de Pymes de la Territorial Centro de BBVA, que añade que este proceso «no es una moda, es una realidad que influye en muchas variables».

 

Prieto habla no solo de financiar, sino de «asesorar» a los clientes que acuden a orientarse sobre las posibilidades de mejora, y por eso aclara que se trata de proyectos que «no buscan una rentabilidad inmediata», por lo que es necesario ver la inversión y sus posibilidades de rentabilidad a futuro. «El primer paso es analizar la inversión y los potenciales ahorros, y diseñar un proyecto de eficiencia adaptado a las necesidades de cada negocio» explica el responsable de la entidad.

 

Para los que aún tengan dudas, Damaris Medina, de Ateinsa, está convencida de la necesidad de dar ese paso. «A la larga ese gasto será beneficio porque bajará mucho la huella de carbono y la factura eléctrica. Tienen que pensar a futuro, si no, no les saldrán los números». Coincide Antonio Cano, de 'El Conchel Original Food', que asegura que en su empresa «no hacemos nada pensando en el corto plazo. Los resultados hay que verlos en el medio y largo plazo, lo tenemos clarísimo». Y una de las claves del éxito será, como ya apuntaba Manuel Guirao, que la llegada de estos fondos nos coja «con los proyectos preparados y los estudios realizados». Informa Guirao de que la Junta de Comunidades tiene a disposición de empresas y particulares un portal web para consultar todas las lineas de ayudas que van llegando. «Animo a las empresas a que se asesoren, a que inicien ese camino» a pesar de la incertidumbre regulatoria que pueda generar este momento. «Las administraciones estamos comprometidas en ayudar y acompañar para que este procedimiento sea lo más rápido y eficiente posible».

 

«La sostenibilidad ha dejado de ser una oportunidad para convertirse en una palanca de crecimiento a largo plazo muy relevante» observa Juan Antonio Prieto, que añade que «en BBVA trabajamos para facilitar a nuestros clientes esta transición verde acompañándoles en el desarrollo de sus proyectos, con asesoramiento y financiación, de la mano de especialistas», para que la empresa solo se preocupe de ejecutar su estrategia de sostenibilidad.

 

El reto no es de futuro, es actual. Y la transformación no será fácil, pero es necesaria, hoy o mañana. Y los fondos europeos pueden ser la llave para abrir esa puerta a la recuperación y la sostenibilidad.