El sueño como factor de riesgo

A. Criado
-

Los ponentes alertaron de la necesidad de adecuado descanso para afrontar la jornada laboral. - Foto: Tomás Fdez. de Moya

Dormir menos de cinco horas incrementa el riesgo de sufrir hipertensión y diabetes y en uno de cada cinco accidentes laborales está presente el factor sueño. Con estos datos, el presidente de la Asociación Española del Sueño, Joaquín Terán, echó por tierra el falso mito de que nuestra eficiencia se incrementa reduciendo las horas de descanso. «Es falso y además es un riesgo para la salud», resaltó en el marco del Congreso Nacional para racionalizar los horarios españoles.
Un debate en el que Rafael Ruiz, presidente del Consejo General de Profesionales y Salud en el Trabajo, desveló que los factores psicosociales derivados del estrés le costaron el año pasado a la Unión Europea 65.000 millones de euros, lo mismo que el rescate de la banca española.
Por su parte, José María Fernández Crehuet incidió en la necesidad de «converger con Europa en materia de horarios» y puso como ejemplos negativos lo que ocurre con el turismo y las exportaciones, dos sectores vitales para la economía española. En el primer caso, el doctor internacional de Economía y Empresa recordó que hay extranjeros que aún tienen problemas en España para cenar entre las 18.00 y las 19.00 horas. En segundo lugar, explicó que nuestros principales importadores -francés y alemanes- están en plena vorágine laboral entre las dos y las cuatro de la tarde y «cuando llaman a esas horas a España no hay nadie en las oficinas».
Manuel Ventero puso en valor el esfuerzo que RTVE, como entidad pública, está haciendo para que los programas en prime time no superen las doce de la noche; Eva Levy, presidenta de honor de WomanCEO, destacó que «el 25% de la jornada laboral se lo lleva el bombardeo de correos electrónicos internos y externos»; y Carmen Fúnez, secretaria general de la Federación Nacional de Mujeres en Igualdad, dijo que el estado del bienestar está abocado al fracaso, si no se pone fin al «suicidio demográfico» que está viviendo nuestro país.