Un futuro por definir

Eduardo Gómez
-

Tomás Pina, Rubén Sobrino y Fran Manzanara, los tres ciudadrealeños con contratos en clubes de Primera División, cuentan con ofertas para cambiar de equipo

Tomás Pina protege el esférico ante Modric en un partido de la pasada campaña. - Foto: Juanjo Martín

Los tres futbolistas de la provincia de Ciudad Real que, a priori, militarán esta temporada en Primera División no son ajenos al movimiento de fichajes tan propio de estas fechas. 
Ninguno de ellos finaliza contrato esta campaña con sus respectivos clubes, pero por diversas circunstancias no se puede asegurar que vayan a comenzar la campaña en la entidad que ahora mismo posee sus derechos.
Tomás Pina tiene contrato con el Deportivo Alavés hasta 2021. El centrocampista de Villarta de San Juan ha sido uno de los futbolistas más importantes en los esquemas del equipo vitoriano, especialmente con Abelardo en el banquillo la última temporada y media.
Sin embargo, la salida del preparador asturiano y la llegada de Asier Garitano abre ahora un periodo de incertidumbre, pero más que nada debido a que su buen rendimiento ha levantado el interés de otros clubes.
Así, el más interesado en su fichaje es el Villarreal, club al que ya perteneció desde la campaña 2013-14 hasta la 2015-16, llegando a disputar la Europa League. El club cerámico está muy interesado en su fichaje, si bien, parece improbable que el Alavés deje marchar a uno de sus futbolistas más fiables.
Mucho más difícil tiene su continuidad Rubén Sobrino en el Valencia. El delantero daimieleño llegó a la capital del Turia en el pasado mercado invernal procedente del Alavés y firmó un contrato hasta 2022. Sin embargo, el manchego fue perdiendo protagonismo y en Valencia se da por hecho que Marcelino, técnico del conjunto che, no pondrá impedimento a su salida.
Hasta el momento, el club que más interés ha puesto en hacerse con sus servicios es el Leganés. El equipo pepinero está entrenado por el técnico argentino Mauricio Pellegrino, con el que ya coincidió en Vitoria, y que sería el principal valedor de su fichaje.
Mientras tanto, Rubén Sobrino continúa realizando la pretemporada con el Valencia y, de hecho, ayer fue el mejor junto a Piccini en las pruebas ordenadas por el preparador físico.
El caso de Fran López de la Manzanara es distinto al de sus paisanos. El jugador de La Solana, que puede desenvolverse tanto de centrocampista como de defensa central, renovó con el Levante hasta 2021, pasando a formar parte de la primera plantilla granota.
Sin embargo, a punto de cumplir los 23 años se baraja que continúe su progresión en otro equipo donde pueda disfrutar de más minutos.
Después de tres campañas en el filial, llegando a debutar la pasada campaña en la máxima categoría, disputando cuatro encuentros, el Levante decidió su continuidad hasta 2021.
Sin embargo, el técnico granota, Paco López, que ya tuvo al solanero a sus órdenes en el filial, desea para esta campaña contar con una plantilla corta, lo que unido a varios refuerzos en la parcela ancha podrían aconsejar una cesión del manchego para que continúe con su progresión.