La zapatilla de los 1.000 millones de dólares

SPC
-
La zapatilla de los 1.000 millones de dólares - Foto: Rob Kinnan

Nike sufre pérdidas millonarias en bolsa después de que la rotura de una de sus deportivas provocase una lesión de rodilla a la futura estrella de la NBA Zion Williamson

Pocas veces la rotura de una prenda de vestir puede revolucionar tanto el mundo del deporte y el de la Bolsa. Sólo fue una zapatilla rota, pero no iba en un pie cualquiera. La gran estrella del baloncesto universitario de EE.UU. Zion Williamson sufrió una lesión en su rodilla tras una espectacular rotura de la suela de su deportiva derecha, lo que no tardó en poner a Nike contra las cuerdas en Wall Street. Concretamente, el mayor mercado de valores del mundo vio como la marca deportiva perdía hasta 1.100 millones de dólares tras una bajada de sus acciones del 1,05%, por lo que al golpe mediático de la foto con la zapatilla rota se sumó un gran varapalo económico.

¿Son fiables o no las zapatillas de baloncesto de Nike? Eso se debieron de preguntar los asistentes del partido y medio mundo que vio cómo el calcetín del jugador asomaba por la suela rota y a Zion, con claros gestos de dolor, tumbado mientras se tocaba la rodilla. Solo habían pasado 33 segundos de su entrada en pista. 

 

Pérdidas millonarias. Al tiempo que el joven abandonaba el importante partido contra Carolina del Norte, los directivos de Nike se llevaban las manos a la cabeza. Porque Williamson solo tiene 18 años y es estudiante de la Universidad de Duke, pero muchos le auguran ser el número 1 del "draft" de la NBA este año, con un promedio anotador de casi 22 puntos por partido. Su envergadura y técnica lleva a los expertos a compararlo con LeBron James, una cuestión ahora en entredicho puesto que los expertos dicen que hay que ver cómo evoluciona de la lesión y si se pierde muchos partidos, lo que podría perjudicarle en su primer contrato profesional, sabiendo que está pendiente de dar el salto a la máxima competición norteamericana al año que viene,

A los inversores de la Bolsa de Nueva York no les tardó en rondar una pregunta: ¿Debemos apostar por una empresa cuyos productos pueden no ser seguros? Enseguida Nike empezó a ver cómo sus acciones caían hasta un 2%, si bien fue recuperándose, en una de las sesiones bursátiles más negras que ha conocido la marca. Porque, en un país en el que se monetariza todo, los analistas de Wall Street no han tardado en relacionar estas pérdidas con el tropiezo del jugador de 18 años en la pista de baloncesto universitario.

 

Posible solución. La lesión de Zion Williamson puede tener costes millonarios también para el jugador, que podría llegar a perder ocho millones de dólares si pasara de ser número uno a número tres en el Draft de la NBA. Esto también supondría aumentar el enfado de los inversores de Nike, por lo que la famosa marca ha decidido cubrirse las espaldas y tomar una medida que pueda ayudar tanto a su futuro como al de la promesa universitaria.

La multinacional no descarta crear su propia línea de zapatillas a Williamson cuando sea profesional, equiparándose de esta manera a LeBron James o el ya retirado Kobe Bryant, quienes ya tienen sus líneas personalizadas con Nike.

Ahora se debe esperar para ver el alcance de la lesión del ala-pívot de Duke, aunque todo apunta a que quedará en un esguince de rodilla, una lesión más leve a la que se esperaba en un primer momento al ver la aparatosa acción con la zapatilla.