El AVE Madrid-Ciudad Real, el segundo más puntual

R. Ch
-

De los casi 6.900 trenes que circularon en el corredor con la capital de España, apenas 62 acumularon retrasos de más de 15 minutos en todo 2018

El AVE Madrid-Ciudad Real, el segundo más puntual - Foto: RUEDA VILLAVERDE

Puntual... como un tren AVE. Al menos el que circula cada día a lo largo del corredor Madrid-Ciudad Real-Puertollano y que es el segundo que mejores ‘notas’ consigue en el examen que realiza a la red de Alta Velocidad española la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).
El documento, denominado Declaración sobre la Red 2019, lo ha elaborado el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, ADIF, y lo analiza la CNMC describe durante 41 folios las características de la infraestructura puesta a disposición de las Empresas Ferroviarias en un momento que se recuerda que es «importante» para el sector ferroviario, «dada la próxima liberalización de los servicios nacionales de viajeros», el 14 de diciembre del próximo año 2020.
El informe refiere, por ejemplo, los retrasos en las diferentes líneas AVE y donde la conexión entre la capital de España y la provincia son los segundos que menos retrasos acumulan: apenas 62 circulaciones de un total de 6.885 que se realizaron a lo largo del pasado año 2018. Solo la media distancia Madrid-Toledo puede presumir de mejores cifras de puntualidad, con el 0,60% de sus trenes retrasados. El sistema define los trenes impuntuales como aquellos con retrasos sobre la hora programada que exceden el umbral de 15 minutos fijado para los servicios de alta velocidad.
El AVE Madrid-Ciudad Real, el segundo más puntualEl AVE Madrid-Ciudad Real, el segundo más puntual - Foto: RUEDA VILLAVERDELos servicios de larga distancia son más impuntuales: en un 2,78% de los casos, destacando especialmente aquellos prestados en la línea Madrid-Barcelona-frontera francesa, que alcanzan el 4,01%. Por su parte, los servicios de media distancia prestados sobre la red de alta velocidad tienen una impuntualidad media del 1,17%.
Adif tiene como elemento clave la medición de la impuntualidad de los trenes, la determinación de su causa y la identificación de su responsable siendo, por tanto, un indicador destacado para conocer la calidad de los servicios ferroviarios, así como para la identificación de elementos de mejora.
El problema más común que se suele detectar es la existencia de algún problema en coches, locomotoras y automotores, aunque también destacan causas como el retraso que pueden acumular los trenes, especialmente, llegados desde Francia, los efectos del tiempo o las que se definen como «influencias externas».