Asaja denuncia el cambio unilateral de los contratos de vino

Efe
-
Asaja denuncia el cambio unilateral de los contratos de vino - Foto: TOMÁ?S FERNÁ?NDEZ DE MOYA

Asaja de Castilla-La Mancha denunció este martes el incumplimiento de contratos de compraventa de vino que se firmaron hace meses y que se están modificando unilateralmente, a la baja, con la amenaza de no retirar el producto

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) de Castilla-La Mancha denunció este martes el incumplimiento de contratos de compraventa de vino que se firmaron hace meses y que se están modificando unilateralmente, a la baja, con la amenaza de no retirar el producto. Así lo aseguró la organización agraria en un comunicado en el que consideró que esta actitud «atenta contra la legalidad y deja en evidencia la posición de dominio del sector industrial y la falta de control por parte de las administraciones». Asaja hizo esta denuncia tras la reunión de la Sectorial Vitivinícola que se celebró en la localidad ciudadrealeña de Tomelloso y en la que se analizó la situación actual del sector y se realizó una estimación de cosecha para la próxima vendimia, entre otros aspectos que afectan a los productores vitícolas. La Sectorial constató que a pesar de que se iniciará la campaña de vendimia con mayores existencias de vino en bodegas y cooperativas que el año pasado, las previsiones de una producción considerablemente inferior a la de 2018 dibujan «un escenario propicio». La estimación de una cosecha inferior se debe, principalmente, a que el índice de fertilidad en el brote de la viña ha sido menor debido a las condiciones climatológicas adversas, como la falta de lluvias y las altas temperaturas, que han propiciado, encima, la aparición de enfermedades como la araña roja o amarilla, que los productores están atajando de manera oportuna. La Sectorial insistió en que se dan circunstancias, tanto de calidad como de cantidad, para que los precios de la uva en el arranque de campaña no tengan nada que ver con los precios actuales del vino que, según denunció, «se está vendiendo a pérdidas, por debajo, incluso, de los costes de producción, debido a la presión que están ejerciendo los operadores del sector».