El fin de un sueño

Manuel J. Carpintero
-

Los integrantes de la Expedición KLM Noruega 2019 regresan a España con la misión cumplida

Fotografía de familia de los integrantes de la expedición. - Foto: LT

Desde nuestro aterrizaje en Oslo hasta hoy todo el equipo de la Expedición KLM Noruega 2019 ha sabido trabajar duro y por ello hemos conseguido el mayor de todos los retos, que cada uno de nosotros haya superado sus propios límites de esfuerzo y superación, subir cimas imposibles, remar en canoas más de 6 horas, sin comer,  durmiendo siendo la estrella polar nuestro techo, pescar nuestra comida (prepararla y cocinarla), construir refugios en la montaña para poder sobrevivir, entrar en el despacho del gran Explorador Nansen (no está abierro al público), dormir en una isla frente a Oslo, viajar en un barco del siglo XIX, dormir en un faro, buscar en mitad de varios ríos un lugar para dormir y comer, andar una media de 35 kilómetros al día, saborear la comida tradicional noruega... No se puede describir con palabras. Una aventura única, donde sus protagonistas son los jóvenes de 16 a 20 años.
Ellos han cambiado su manera de ver el mundo, y han aprendido a valorarse más, pero lo que es más importante, se han olvidado de tablets y móviles, ahora usan la navaja multiusos de Victorinox, quieren comer pisto y berenjenas de Calzado en medio de una fuerte lluvia en la montaña o a compartir el dulce de las culipardas del Mesón Octavio con unos noruegos que nos abrieron su casa para resguardarnos de la lluvia y regalarles nuestro mejor vino de Bodegas Naranjo, leer un libro de Serendipia en una cabaña construida por ellos mismos, hacer una crónica periodística diaria para La Tribuna de Ciudad Real...
Pero lo mejor de todo es que nunca nadie de la expedición olvidará para lo que nació este viaje, para hacerles comprender lo que significa la palabra explorar. Gracias a la directora de Languages Schools, Amelia Moreno, por pedirme hacer esta locura, a la aerolínea KLM por patrocinar nuestros vuelos, pero sobre todo al gran Torgeir Higraff,el gran explorador noruego que nos ha llevado al límite de nuestro esfuerzo, pero que ha sabido hacernos soñar con la aventura. Nacimos para explorar, exploramos para vivir.